02 Oct 2022
DESTACADA

«La ultraderecha española, la europea y la trumpista son aliados de Putin»: El hilo que lo demuestra con datos 

Un colaborador de elDiario.es ha expuesto la alianza entre la ultraderecha con Putin.

La semana pasada publicábamos un reportaje en el que hablábamos de los posicionamientos de la extrema derecha española en el conflicto a raíz de sus posicionamientos con las teorías de Dougin.

Carlos Hernández, colaborador de elDiario.es ha ido más allá y ha demostrado con datos como «la ultraderecha española, la europea y la trumpista son aliados de Putin».

«Marine Lepen recurrió a Rusia para obtener financiación cuando se la negaban en su país», expone Hernández citando un artículo de la BBC, donde se explica que «tras las negativas de los bancos franceses a prestar dinero al Frente Nacional, un partido de extrema derecha en ese país, su líder, Marine Le Pen, recurrió a un pequeño banco con sede en Moscú: el Primer Banco Checo-Ruso».

template 31

«El caso más evidente y conocido es del presidente húngaro Viktor Orban», continúa, haciendo referencia al pacto de gas y otros negocios entre países.

«El presidente ruso también enfatizó, tras su reunión con Orbán, la importancia particular de los acuerdos energéticos tienen en las relaciones de los dos países. «A pesar de todos los obstáculos, el volumen del comercio aumentó en un 30% en los últimos 11 meses», afirmó. «Esta es una buena señal, y los proyectos a gran escala continúan, como la construcción de plantas de energía nuclear».

Putin continuó diciendo que Rusia y Hungría habían firmado contratos a largo plazo que permitirían a la nación de la UE comprar gas con descuento de Rusia hasta 2036. También informó que Hungría actualmente compra gas cinco veces más barato que la tarifa del mercado europeo. «Esto es principalmente el resultado de su trabajo», le dijo a su homólogo.

«Obviamente, hay sectores de la ultraderecha europea que no están en esta línea. Es el caso del gobierno polaco. No podemos hablar, por tanto, de unanimidad, pero sí de una complicidad y connivencia mayoritaria», sigue Hernández, tal y como reflejamos en el artículo de Spanish Revolution antes mencionado.

«¿Es entonces Putin un ultraderechista? No. Es un ultranacionalista que, en su lucha geopolítica, trata de desestabilizar a sus enemigos. Eso también lo hace la OTAN, pero en el caso de Putin una de sus herramientas es alimentar a la ultraderecha», sentencia.

«Ahora la ultraderecha europea se ha visto obligada a distanciarse de Putin. Empezó a hacerlo en la cumbre que Abascal organizó recientemente en Madrid. Hoy, en su habitual línea hipócrita y de generar fake news intenta que olvidemos el pasado y que miremos hacia otro lado», sentencia.