fbpx
POLÍTICA ESTATAL

15 neonazis agreden a 4 personas de la despensa solidaria de Fuencarral en Madrid 

Según indican desde el propio centro social, los neonazis que les atacaron forman parte de Bastión Frontal

El pasado sábado un grupo de 15 neonazis atacaron el Centro Social El Barco destrozando muebles y comida que se encontraba en la despensa de la Red de Cuidados de Fuencarral. Además, agredieron a 4 voluntarias golpeándolas en la cabeza con un casco de moto y una porra extensible. Una de ellas, tuvo que ser trasladada al hospital.

Según indica la gestión del centro social en Twitter, los neonazis que atacaron forman parte de Bastión Frontal, grupo ultra formado por no más de una veintena de jóvenes menores de 30 años que se instaló hace unos meses en un local alquilado en la travesía Vistas a la Moraleja en Fuencarral y entre sus dirigentes se encuentra la ya famosa Isabel Peralta, quien saltó a los medios de comunicación después de que se difundiera un discurso hecho por ella en un acto de homenaje a los caídos de la División Azul en el que atacaba al pueblo judío, asegurando que son «el enemigo».

El Centro Social Autogestionado por las vecinas del barrio de Fuencarral señala que este grupo fascista solo busca promover el conflicto y el odio en el barrio y que lo único que han aportado han sido palizas, agresiones e intimidaciones a vecinos y vecinas únicamente por su procedencia, etnia, identidad u orientación sexual.

15 neonazis agreden a 4 personas de la despensa solidaria de Fuencarral en Madrid
15 neonazis agreden a 4 personas de la despensa solidaria de Fuencarral en Madrid

Desde CSA El Barco han manifestado su repulsa al ataque fascista recibido por parte de los neonazis de Bastión Frontal y han escrito a través su cuenta de Twitter: «Transmitimos nuestra máxima repulsa al ataque fascista recibido el pasado sábado 24 por parte de los neonazis de Bastión Frontal y a su presencia en el barrio. ¡ANTE EL FASCISMO, ORGANIZACIÓN VECINAL! ¡MADRID SERÁ LA TUMBA DEL FASCISMO!».

Imagen

Fiesta ilegal en el local vinculado a Bastión Frontal

En la madrugada del 18 de abril, la Policía Municipal de Madrid había sido alertada por la música a todo volumen y también por los “diferentes cantos en modo de fiesta así como consignas nazis” en el local vinculado a Bastión Frontal, donde se estaba celebrando una fiesta ilegal.

Según el atestado de la Policía Nacional al que ha tenido acceso lamarea.com, los neonazis profirieron las siguientes amenazas contra los agentes que trataban de acceder al local: «“Hijos de puta, maderos, largaos a tomar por culo. Como entréis, os matamos. Como paséis os rajamos, hijos de puta. Os vamos a matar”.

Tras derribar la puerta, los agentes encontraron varias armas, entre las cuales había dos machetes de grandes dimensiones y dos navajas. Una de las mujeres detenidas, una joven neonazi de 19 años, portaba entre sus enseres un punzón modificado de 13 centímetros, por lo que fue propuesta para sanción. Pese que el local fue precintado, los neonazis han vuelto a instalarse en él.

Incidente con Pablo Iglesias

Además de este incidente, recientemente cinco de sus miembros protagonizaron otro en uno de los actos preelectorales en Coslada del ex vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, quien se encaró a uno de ellos. Entre saludos fascistas y manos en alto, le espetaron consignas como “fuera casta de nuestros barrios”, tratando de boicotear el acto. La policía les separó del acto rápidamente.

¿Quiénes son Bastión Frontal?

Bastión Frontal es un grupo nazi se define como “una organización juvenil” que surge ante la ausencia de “movimientos de vanguardia” dentro de la llamada extrema derecha. Bastión Frontal nace en un barrio obrero, el de San Blas en Madrid, durante el confinamiento por el coronavirus. Aseguran contar con un centenar de miembros activos “de entre 15 y 25 años, gente de barrio, humilde, jóvenes de clase trabajadora”, según su portavoz, un estudiante de 19 años.

El nombre de Bastión Frontal empezó a sonar el pasado miércoles 14 de octubre, cuando organizó una protesta contra la presencia de menores extranjeros no acompañados en el distrito madrileño de San Blas-Canillejas, en Madrid. Al grito de “San Blas será la tumba de los MENAS”, entre otros insultos y amenazas, un centenar de simpatizantes del grupo recorrieron varias calles hasta llegar a dos pisos tutelados ubicados en el barrio de Rosas.

Una vez allí, las consignas amenazantes se convirtieron en una impactante petición a los menores que les observaban desde sus ventanas: “no nos mires, tírate.” El origen de semejante alarde de violencia verbal se remonta al pasado martes 13 de octubre, según informó el diario ABC, cuando varios integrantes de Bastión Frontal pretendieron enfrentarse a un grupo de jóvenes magrebíes en las inmediaciones de estos pisos.

Aunque la Policía Nacional intervino para evitar el conflicto, el día terminó con cuatro detenidos, uno de ellos de 17 años y origen magrebí, acusados de agredir gravemente a dos integrantes, presuntamente, del grupo de extrema derecha.

3002a98cf380f055c354a36389818cb1dfe9a2b6
close

Suscríbete a nuestro boletín diario

Te mantendremos al día de nuestros vídeos y noticias