fbpx
POLÍTICA ESTATAL

El ex presidente de Vox en Melilla gastó 81.000 euros del Colegio de Médicos en comprar, entre otras cosas, ropa íntima femenina 

La entidad médica denuncia al que fue miembro de Vox por utilizar una tarjeta bancaria en su propio beneficio

Jesús Delgado Aboy, ex presidente de Vox y actual diputado no adscrito en la Asamblea de Melilla ha sido denunciado por el Colegio de Médicos de Melilla por gastar 81.300 euros en dos años con la tarjeta bancaria de la entidad que presidía y que al parecer no tienen relación con la entidad médica.

Según la denuncia presentada en el juzgado por presunta administración desleal y apropiación indebida, a la que ha tenido acceso Europa Press, los gastos incluirían la compra de un perro por valor de 1.200 euros, ropa íntima femenina o una transferencia de cerca de 4.000 euros a la cuenta de Delgado con el concepto ‘Teléfono presidente’, todo ello «sin contar con la aprobación de la Asamblea».

En el escrito dirigido al juzgado, la entidad médica recoge que «los extractos de la tarjeta de crédito de la que hacía uso Delgado acreditan que muchos de los pagos efectuados en sus múltiples estancias fuera de la ciudad fueron realizados en establecimientos que, en modo alguno, guardan relación con la actividad colegial, como por ejemplo, dos cargos efectuados el 16 de junio de 2017, en sendas tiendas de moda íntima femenina: Oysho e Intimissimi, u otros muchos realizados en tiendas de El Corte Inglés, de los que no existe soporte documental», tal y como informa lavozdelsur.es.

Además, señala que «llama también poderosamente la atención que durante ese año 2017, entre los gastos correspondientes a la partida 6290 ‘Otros servicios’ abonados por la entidad colegial, se incluyen un total de 3.918 euros que fueron transferidos desde la cuenta de la entidad a la cuenta titularidad de Jesús Delgado en concepto, según consta en las órdenes de transferencia, de ‘Teléfono presidente’, a pesar de que tampoco no existe soporte documental acreditativo de dicho gasto».

El ex presidente de Vox en Melilla gastó 81.000 euros del Colegio de Médicos en comprar ropa íntima femenina o un perro

Por lo tanto, según los denunciantes, esto demuestra que el teléfono particular de Delgado se ha estado pagando con fondos colegiales, sin contar con la aprobación de la Asamblea y sin que conste acreditado que dicho teléfono haya sido utilizado única y exclusivamente para funciones estrictamente colegiales.

Tal y como recoge el Informe de revisión emitido por la auditoria «durante el año 2017, los gastos de publicidad, propaganda, y relaciones públicas ascendieron a la cantidad de 56.524 euros, mientras que en el año 2018 los gastos por esos mismos conceptos sumaron 24.792 euros, incluyendo gastos de viajes y estancias hoteleras de personas ajenas al Colegio y sus órganos de representación como son, por ejemplo, la esposa de Delgado, las esposas de otros miembros de su Junta o incluso el entonces asesor jurídico del Colegio y su esposa, a quienes se les llegó a pagar un viaje en avión ida y vuelta a Madrid con estancia de tres noches en un conocido hotel de la capital».

En la denuncia se señala también que, a pesar de que la tarjeta utilizada por Delgado tenía un límite concedido de 9.000 euros asociada a la cuenta del Colegio, los cargos realizados durante los años 2017 y 2018 ascendieron a 30.753 euros, unos cargos sin justificar y sin que exista constancia de que la contratación y utilización de esa tarjeta fuese autorizada por la Asamblea general. Además, durante el año 2018, se recoge el gasto de 1.200 euros de la cuenta ‘Gastos fiscalmente no deducibles’ en concepto de ‘Regalo de boda de S.’, a quién al parecer por su enlace matrimonial se le regaló un perro, también financiado por el Colegio.

Como broche de oro, Delgado Aboy dejó de abonar el recibo de la póliza de responsabilidad civil de los médicos colegiados correspondiente al año 2019 «cuando previamente ya se le había cobrado su importe a cada uno de ellos, destinando los fondos a fines distintos, concretamente a abonar a un proveedor determinados enseres y mobiliarios que hubo que sustituir en el Colegio con ocasión de una inundación acaecida en diciembre de 2018, por importe total de 43.911 euros, a pesar de que la compañía aseguradora que intervino en el siniestro tasó los daños en 17.412 euros, produciéndose una pérdida de 26.498 sin que además se tenga constancia del destino físico de los elementos que supuestamente fueron sustituidos».

En la denuncia, se recalca que durante el periodo de mandato de Delgado «ostentó un poder omnipotente sobre el devenir del colegio, hasta el punto de llegar a prescindir, total y absolutamente, de sus normas esenciales del funcionamiento y con ello, de la intervención de restos de órganos colegiales».

«Del periodo auditado no existe constancia de que Delgado Aboy presentara anualmente para su aprobación a la Asamblea General de Colegiados el correspondiente proyecto de ingresos y gastos, ni que sometiera a esa Asamblea, también para su aprobación o rechazo, el balance y liquidación presupuestario cerrado a 31 de diciembre del año anterior, infringiendo con ello de manera palmaria lo dispuesto en el art. 48 de los Estatutos Generales de la Organización Médica Colegial», tal y como refleja la auditoría que encargaron de la gestión de su expresidente.

Esa ausencia de control permitió a Delgado disponer a su antojo de los fondos colegiales, y en ocasiones hasta en su propio beneficio, sin estar autorizados por la asamblea ni debidamente justificados.

Tras la denuncia presentada por la nueva dirección del Colegio de Médicos melillense y a la que se ha sumado también la Fiscalía, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Melilla ha pedido oficialmente a El Corte Inglés, al banco BBVA, a la mutua de profesionales sanitarios AMA y a un auditor datos sobre los gastos cometidos por Delgado durante dicha etapa.