29 Nov 2020
POLÍTICA ESTATAL

Un trabajador muerto, presiones a sus compañeros, condiciones infrahumanas… la oscura verdad del hospital de Ayuso 

En materia de seguridad y salud se están produciendo graves incumplimientos, lo que ha costado ya la vida de un trabajador

El Hospital de pandemias de Isabel Díaz Ayuso (Enfermera Isabel Zendal) sigue sumando polémicas. Además de la denuncia de que «va a ser un escaparate para la presidenta» del que no se conocen detalles de las cifras, Julián Ezquerra, médico y portavoz del sindicato Amyts, define el hospital como «innecesario»: «Es un edificio vacío que no sabemos qué utilidad va a tener en el futuro». Además apunta a que este «hospital propaganda» ha supuesto un gasto «tremendo» que ha retraído recursos para lo esencial durante la pandemia.

A esto hay que sumar que aún no se sabe de dónde se van a sacar a los sanitarios que trabajarán en él, aunque Ayuso ya confirmó que se derivarían de otros hospitales. Haciéndose eco de esto, en solo 12 horas, las delegadas y delegados de SATSE Madrid recogieron más de 7000 escritos de disconformidad con los traslados forzosos previstos para dotar el Hospital.

Delegadas de los cinco hospitales más grandes de la Comunidad de Madrid han hecho entrega de los escritos, recogidos en los últimos días en los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid y en los que se solicita “no ser trasladada forzosamente al Hospital Isabel Zendal, que no se disminuya la plantilla de los centros asistenciales y que se respeten las condiciones de trabajo”.

Las delegadas y delegados de SATSE Madrid afirman que el malestar entre los profesionales sanitarios y no sanitarios es “muy elevado” ya que no entienden qué pretenden al vaciar los hospitales públicos de uno de sus recursos más preciados, los profesionales sanitarios, “especialmente cuando es un recurso escaso, limitado y esencial para garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos.

Irregularidades que derivan en muerte

Tras estos problemas, los más graves: el hospital presenta graves irregularidades en la construcción del centro Isabel Zendal. Desde CCOO de Construcción y Servicios de Madrid denuncian las condiciones tanto laborales como en materia de seguridad y salud en las que se está construyendo el Hospital ubicado en Valdebebas, suponiendo «un elevado coste de vidas y condiciones infrahumanas» para terminar el hospital en un plazo imposible de cumplir.

Denuncia el sindicato que en materia de seguridad y salud se están produciendo graves incumplimientos del sector de la Construcción y de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y demás normativa, al haberse realizado algunos trabajos sin protecciones colectivas ni individuales, existir interferencia de actividades, riesgo psicosocial, riesgo ergonómico, caídas en altura y al mismo y a distinto nivel, falta de orden y limpieza, interferencia entre peatones y vehículos, etc…

El sindicato señala que «debido al ritmo en que se han realizado las obras, para poder terminarlo en el plazo, temerario e irreal en que se contrató, han ocurrido números incidentes y accidentes, desembocando en un accidente mortal por caída desde altura (faltaban las protecciones colectivas e individuales) el pasado 1 de octubre de 2020».

De igual forma, «otro trabajador que prestaba servicios en dicho hospital también falleció por un infarto, que, si bien no sucedió cuando se encontraba en el centro de trabajo, nos tememos que las consecuencias fueron derivadas del ritmo de trabajo que está sufriendo el personal que presta servicios en dicho hospital».

CCOO de Construcción y Servicios de Madrid ha formulado denuncia tanto del accidente de trabajo mortal de hace más de un mes, como de los incumplimientos del convenio colectivo a la Inspección de Trabajo.

Listado de incumplimientos

Los incumplimientos de las relaciones laborales y el convenio colectivo han sido abundantes, según relata CCOO:

–  Se ha incumplido la jornada máxima que marca el convenio colectivo, no se han realizado tres turnos de trabajo, aunque se hayan prestado servicios las 24 horas. En este sentido, pese a que en dicha obra han realizado trabajos más de 20 empresas, entre contratas y subcontratas, sólo se ha llegado a un acuerdo en materia de jornada de trabajo con una de ellas.

– No se ha cumplido la jornada de verano que marca el convenio colectivo con el riesgo de estrés térmico que conlleva.

– Existe un ritmo de trabajo excesivo, no respetándose ni los descansos ni los tiempos de trabajo (causa por la que se pudo provocar el infarto de uno de los trabajadores que prestaba servicios en el hospital).

– Se desconoce si se ha implantado el registro de jornada diario; si se ha registrado a todas y cada una de las subcontratas en el libro de subcontratación. Dichos documentos se les pidieron a la Inspección de Trabajo en el mes de julio 2020 pero a fecha de hoy siguen sin haber contestación de dicho organismo.

– Faltan medidas organizativas, posiblemente exista prestamismo laboral (los trabajadores de las subcontratas desconocen para qué empresa principal trabajan, puesto que prestan servicios en unas zonas y otras, dándoles órdenes cualquiera mando intermedio, de las innumerables empresas principales o de la subcontratadas que allí prestan servicios).

–  Se desconoce si existe plan de seguridad, estudio de seguridad y salud o evaluación de los puestos de trabajo, y si existen no se están cumpliendo.

– Se desconoce si se han coordinado las actividades empresariales y los trabajos y horarios, por la dirección de la obra.

– Se desconoce si se tiene la formación e información obligatoria y necesaria para prestar servicios en una obra (Título III, Capítulo III convenio General)

Related posts