01 Dic 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Rubiales contrató detectives para espiar al líder del sindicato de futbolistas 

El presidente de la Federación Española de Fútbol encargó a la agencia de detectives Cryptex Europa que investigara a David Aganzo.

Luis Rubiales contrató una agencia de detectives privados para investigar al presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), David Aganzo, tal y como ha desvelado El Confidencial en un nuevo capítulo sobre el presidente de la Federación Española de fútbol.

El espionaje se produjo en agosto de 2019, coincidiendo con un movimiento de Rubiales para tratar de echar a Aganzo del sindicato de jugadores mediante una moción de censura planteada por afiliados de su confianza.

template 42

Las conclusiones del espionaje quedaron reflejadas en un documento “reservado” de 57 páginas al que ha tenido acceso El Confidencial. Según estos archivos en poder de este diario, Rubiales encargó el espionaje a Aganzo a la agencia Cryptex Europa SL, dirigida por un detective llamado José Luis González.

El informe señala que el objetivo de Rubiales era únicamente “la observación de la conducta de don David Aganzo Méndez” y conocer “las actividades que realiza [el investigado] dentro del horario laboral”.

El objetivo de Rubiales, dice el medio, era colocar al frente del sindicato a alguno de sus colaboradores para que esta entidad pasara a apoyar sistemáticamente su gestión en la RFEF y actuara como ariete contra los intereses de la LaLiga, su gran oponente.

El informe de los detectives debía servir para obtener información comprometedora sobre Aganzo que redujera sus opciones de permanecer en el puesto y, al mismo tiempo, averiguar quiénes eran sus principales apoyos en un momento decisivo para su futuro al frente de la AFE.

Rubiales pagó con dinero de la RFEF un viaje de placer a Nueva York con una pintora mexicana

El Confidencial  también ha desvelado que Luis Rubiales pagó con dinero de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) un viaje de placer de seis días a Nueva York.

El dirigente aseguró a su entorno que había volado al otro lado del Atlántico para mantener reuniones de trabajo con representantes de Naciones Unidas y la Major League Soccer (MLS), la liga de fútbol de Estados Unidos. Pero, según ha podido confirmar El Confidencial, Rubiales pasó esa semana haciendo turismo por Manhattan en compañía de una pintora mexicana con la que mantenía una relación sentimental. Los hechos podrían ser constitutivos de un delito de administración desleal, castigado con hasta tres años de prisión.