fbpx
POLÍTICA ESTATAL

Confirman que la reforma de la sede del PP fue pagada con más de 1,5 millones de euros en B 

La UDEF apunta en el juicio que el PP abonó más dinero negro del confirmado por los investigadores

Este jueves, el inspector jefe de la UDEF, Manuel Morocho, acompañado de toda su unidad, ha comparecido por segundo día consecutivo ante el tribunal de la Audiencia Nacional y ha corroborado que el PP pagó parte de la reforma de la sede central del partido, ubicada en la calle Génova, con dinero negro.

Morocho ha desgranado cómo la formación política sufragó los costes de la remodelación de cada una de las plantas, una obra iniciada en 2005 y finalizada en 2010 y que tuvo un coste de más de 6 millones de euros.

La reforma comenzó por la sexta planta, donde el inspector no ha destacado ninguna irregularidad. En las siguientes plantas sí hubo un cambio en la forma de facturar para permitir que el PP pudiera pagar los costes con dinero procedente de la caja b, ha señalado el inspector de Policía.

Las obras continuaron en 2006 con la planta baja, algo que en palabras de Morocho supuso un «punto de ruptura» con respecto a la planta sexta, ya que se generó «una duplicidad» de documentación «con el fin de dar soporte a la operativa que se va a hacer», ha dicho Morocho.

Se emitieron dos certificaciones finales de obra con distinto importe. En la de mayor importe se incluían unos trabajos extras en los aseos dela planta séptima o en la sala de prensa del segundo piso, que no se incluían en el certificación de menor cuantía.

Para pagar la diferencia entre estas dos certificaciones, la formación política abonó en negro 184.000 euros, la misma cantidad que Luis Bárcenas anotó en noviembre de 2006 en los documentos en los que llevaba el control de la contabilidad opaca del partido en bajo el concepto «arquitecto Gonzalo Urquijo».

Los otros 480.000 euros pendientes de abonar se aportaron, según Morocho, mediante un «pago en cuenta», que tampoco se encontraba reflejado en la contabilidad del PP, ni la oficial ni en la paralela, ni en la de Unifica. En total, 664.000 euros en negro.

En 2007 comenzó la reforma de la segunda planta antes de que fuera presupuestada. Según el inspector de Policía existe una factura relativa a «trabajos suplementarios ejecutados», como la escalera principal de la sede por el importe de 195.000 euros, que posteriormente anulada. Esa cantidad coincide con la apuntada en los «papeles de Bárcenas» el 28 de enero de 2008 con el nombre «Gonz. Urquijo».

Para las obras de las plantas tercera, cuarta y quinta se siguió la misma metodología que para la planta baja, es decir, se elaboraron dos certificaciones finales con distintos importes. La mayor correspondía con el precio real del proyecto y la menor era sobre la cual Unifica giraba la factura.

Respecto a esta parte de las obras, Bárcenas apuntó el 13 de marzo de 2008, bajo el concepto «Gonzalo (Arquitecto)», el pago de 258.000 euros que se corresponderían a la quinta planta; el 31 de julio del mismo año 235.000 euros por el tercer piso a «G.U. (las iniciales del dueño de Unifica) y en diciembre de 2008, 200.000 euros a esa misma persona por la cuarta planta.

En 2009, año en el que Bárcenas dejó ser tesorero del PP, se reformó la séptima planta pero se establece un nuevo sistema. Unifica «emite un conjunto de presupuestos por las obras ejecutados» en esa planta y varios «bloques» de facturas. Primero se emitieron ocho facturas para cobrar el 30 por ciento de todos los presupuestos; después otras siete facturas por el mismo porcentaje y por último otras siete facturas correspondientes a un 20 por ciento de los presupuestos restantes. Morocho calificó esto de anomalía ya que las facturas y su pago se hicieron en base a unos presupuestos y no sobre una certificación final.

El inspector de la UDEF ha manifestado que cuando se produce el pago de la planta séptima, han encontrado «trabajos realizados que no fueron facturados» como la instalación de los cristales o las cortinas.

La UDEF apunta que el PP abonó más dinero negro del confirmado por los investigadores

Por su parte y tal y como recoge cadena SER, los agentes han podido confirmar que los pagos con dinero negro alcanzaron la cantidad de al menos 1,5 millones de euros, aunque hay mucho más que es difícil de cuantificar por la naturaleza de los pagos.

Los mecanismos utilizados por el PP para abonar las obras en B fueron tres distintos. El primero se realizó mediante las aportaciones desde la contabilidad paralela registrada por Bárcenas, con donativos directos no contabilizados por el extesorero, o desde la cuenta oficial, en donde las donaciones en negro de empresarios eran fraccionadas para su ingreso con el fin euros de no exceder el máximo legal permitido para los donativos anónimos y blanquear de esta forma el dinero en efectivo.

La mayor parte de la obra fue abonada desde esa cuenta oficial, que contenía el dinero lícito obtenido por el PP a través de subvenciones mezclado con «más de tres millones» en negro ingresados «entre 2005 y 2007», por lo que no puede determinarse qué cantidad, entre los 1,5 millones en B contrastados y los más de 6 del coste total de la obra, tuvieron su origen en dinero ajeno al circuito oficial.

3002a98cf380f055c354a36389818cb1dfe9a2b6
close

Suscríbete a nuestro boletín diario

Te mantendremos al día de nuestros vídeos y noticias