24 May 2022
DERECHOS Y LIBERTADES, DESTACADA

Denuncian que «proxenetas alemanes tratan de aprovecharse de migrantes ucranianas» en la frontera de Polonia 

Denuncian que hay quienes tratan de aprovechar la situación de desesperación.

La activista y fotógrada Pauline Makov, ha denunciado a través de sus redes sociales que «proxenetas alemanes se estarían dirigiendo a la frontera entre Polonia y Ucrania para captar a mujeres».

image 16

«El sistema de prostitución se beneficia de la guerra y de sus víctimas», denuncia la activista en un post que está acompañado de un mural en el que se puede leer: «Las mujeres ucranianas no están en venta».

En España diversos colectivos y activistas feministas se han hecho repercusión de la situación acontecida:

En otros posts se ha advertido que «Ucranianos y personas que ayudan en la frontera polaca, CUIDADO: Hay proxenetas alemanes allí, ofrecen ayuda a las mujeres jóvenes, prometen transporte gratuito y alojamiento en Alemania».

Confirman racismo y discriminación con los migrantes en la frontera de Ucrania 

Otros casos de discriminación en la región se han producido con los migrantes no europeos.

Ruben Wagensberg desde la frontera de Polonia con Ucrania, explicó en redes sociales que estaba siendo testigo de este racismo que se venía denunciando.

La Unión Africana, por su parte, después de una investigación denunciaba en un comunicado este trato recibido por gente africana en las fronteras.

A su vez la ONU ha explicado que los refugiados no europeos que huyen de la guerra en Ucrania se han enfrentado a la discriminación al tratar de ingresar a los países vecinos, dijo la ONU.

Filippo Grandi, alto comisionado de la ONU para los refugiados, confirmó que «ha habido un trato diferente» durante una conferencia de prensa el martes por la tarde, informó The Independent.

«Ahora nuestras observaciones, y posiblemente no podamos observar cada publicación todavía, pero nuestras observaciones son que estas no son políticas estatales, pero hay casos en los que ha sucedido.

«No debería haber absolutamente ninguna discriminación entre ucranianos y no ucranianos, europeos y no europeos. Todo el mundo huye de los mismos riesgos».