16 Ago 2022
DESTACADA, INTERNACIONAL

Nueva Zelanda declara grupo terrorista a los neofascistas de Proud Boys y The Base 

Tras el descubrimiento de la Comisión de investigación del Congreso de la participación y planificación de Proud Boys del asalto al Capitolio, Nueva Zelanda ha declarado a la organización como terrorista.

Por Juan Francisco Albert en Al Descubierto

Esto traería graves consecuencias para cualquier miembro de la organización que se relacionara con el país. Por un lado, ilegaliza las actividades de la formación en su territorio, incluyendo la propaganda y la captación de miembros. Por otro lado, cualquier persona que tenga propiedades o vínculos financieros con estas organizaciones podría enfrentarse a una pena en los tribunales del país de hasta 7 años en virtud de La Ley de Supresión del Terrorismo. Además, cualquier persona física o jurídica que conozca que esta organización tiene activos en el país oceánico deberá informar a las autoridades neozelandesas.

template 2022 07 02T022138.783

Todo esto ha quedado reflejado en un informe de 29 páginas que acusa a ambas organizaciones de estar motivadas por un pensamiento de extrema derecha, basado concretamente en el racismo y el fascismo. Así, Proud Boys y The Base se unen a las más de 20 organizaciones que han sido designadas bajo este epígrafe. Esta designación permanecerá al menos hasta julio de 2025, momento donde puede ser revocada o extendida.

Así Nueva Zelanda cumple su compromiso de multiplicar sus esfuerzos para luchar contra el terrorismo tras el terrible ataque supremacista cometidos en sendas mezquitas de Christchurch.

El atacante fue un hombre blanco de 28 años, supremacista y seguidor de la alt-right estadounidense. Fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional, siendo la primera persona del país acusada por este tipo de terrorismo.

Proud Boys y The Base, neofascismo en acción

Proud Boys es el grupo norteamericano de carácter fascista, supremacista y chovinista blanco. Saltó a la fama tras sus manifestaciones de apoyo a Trump.

Posteriormente tras pedirle en el primer debate contra Joe Biden que lo condenase, Trump se negó, simplemente diciendo «Proud Boys, den un paso atrás y permanezcan preparados«. Unas palabras que fueron celebradas por el grupo, que se tomaron como un símbolo de apoyo a sus acciones y que aumentaron su popularidad.

Desde entonces participaron activamente en las campañas proTrump, siendo una milicia armada y luchando contra los manifestantes del BLM. Finalmente el grupo participó en los eventos del Asalto al Capitolio, donde tuvo un papel más que relevante.

Por su parte The Base es un grupo neofascista y supremacista internacional presente en Estados Unidos, Canadá, Australia, Sudáfrica y Europa. Su mayor presencia la tiene en internet, desde donde propaga el odio.

Una de sus principales ideologías es el aceleracionismoo sea provocar el fin de la sociedad, ya que el principal objetivo del grupo es derrocar al actual gobierno estadounidense para crear un régimen fascista y un etnoestado posterior a una purga de la población no blanca. En referencia a esto hablan sobre Cascadia, que sería este etnoestado.

El asalto al Capitolio

El Asalto al Capitolio fue el fallido intento de golpe de Estado provocado por Trump tras su mitin “Save America” donde invitó a sus seguidores a ir al Capitolio a impedir la certificación del presidente Joe Biden. Trump sabía que iban armados, hecho que se ha revelado recientemente y ha puesto más en peligro el futuro del presidente.

Originalmente se pensó que la implicación de los dos grupos supremacistas, Proud Boys y Oath Keepers, fue algo casual. Posteriormente se descubrió como su implicación estuvo perfectamente coordinada. Los líderes de ambas organizaciones, Enrique Tarrio de Proud Boys y Stewart Rhodes, fundador de Oath Keepers, se encontraron en un aparcamiento de Washington el día anterior presumiblemente para coordinarse en las acciones del día 6.

Ahora se ha revelado que los miembros de ambas organizaciones usaron walkies para comunicarse. Además, Oath Keepers movió una gran cantidad de miembros y dinero a Washington, así como depositó un arsenal de armas adicional en Virginia, donde las leyes sobre armas son más laxas.

Junto a esto se ha revelado que el principal abogado de Trump, Rudi Giuliani, estuvo hablando la semana anterior del asalto al Capitolio sobre la presencia de ambas formaciones y que quizás se comunicó con ellos.

Ahora, líderes de Proud Boys y de Oath Keepers están siendo juzgados por delitos relacionados con el asalto al Capitolio. Esto no ha disminuido la actividad de la formación, que sigue teniendo una importante agenda antiderechos, participando en manifestaciones en todo EEUU y en acciones de ataque contra colectivos minoritarios.

En este mes del Orgullo LGTB, la organización ha estado ampliamente activa intentando boicotear actos relacionados.

Ayer mismo, intentaron atacar un Drag Show en Woodland, siendo repelidos por el personal del interior. El evento tuvo que posponerse por seguridad.

Al Descubierto