fbpx
DESTACADA, Mentiras y medios

Macarena Olona asegura que García Lorca votaría a Vox. Le explicamos por qué no lo haría 

Olona ha pedido que no se politice ni se ensucie su memoria tras citarlo ella misma, siendo política (y de extrema derecha, nada menos) en un tuit.

Sabemos que no vale la pena discutir con la extrema derecha, pero las declaraciones de Macarena Olona, secretaria general del grupo parlamentario de Vox en el Congreso, nos han ofendido especialmente por haber tocado un símbolo republicano.

Olona ha asegurado que «hoy» el poeta asesinado por el franquismo, herencia ‘intelectual’ de su partido, Federico García Lorca, votaría a Vox y ha pedido que no se politice ni se ensucie su memoria.

En un mensaje escrito en Twitter, Olona ha respondido así a los comentarios que suscitaron su anterior tuit en el que recordó al poeta granadino en el 85 aniversario de su asesinato citando unos versos suyos.

«En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida. Federico García Lorca. Eterno. Universal pero nuestro. Hoy, en especial, en nuestro recuerdo», escribió Olona el pasado miércoles, en el 85 aniversario del fusilamiento del poeta.

«Hoy, en España, la bandera por la que moriría asesinada Mariana Pineda sería la española. Hoy, en España, Federico García Lorca votaría a Vox», escribió también la política ultra.

Lorca no votaría a sus asesinos

Pasemos a explicar por que el gran Federico no votaría a la extrema derecha, aunque parece mentira que tengamos que hacerlo. La razón más evidente es que sería un giro bastante raro que votase a quienes lo asesinaron. Vox es una ideología demasiado parecida a la que ostentaba Francisco Franco.

Y no tienen ningún problema en defender al franquismo desde el partido ultra. Destacamos las declaraciones del diputado y secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, quien aseguró en una entrevista en el Canal 24 Horas que durante el franquismo «había elecciones». En otra ocasión también reconoció Smith que aunque el franquismo tuvo cosas «que no le gustan», otras, «como la seguridad social o las obras públicas, de las que todavía nos seguimos beneficiando». Ortega Smith ha afirmado que no condena expresamente el franquismo, «como no condeno, ni aplaudo ninguna parte de la historia de España».

Durante una sesión de control al Gobierno, el líder de Vox, Santiago Abascal, le dijo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que presidía «el peor Gobierno de nuestro país en 80 años», unas declaraciones que posteriormente puso en Twitter. Abascal dijo también en una entrevista en El Hormiguero que «Vox no tiene una posición sobre Franco» y que Franco era «una figura histórica».

Olona - Rodríguez Galindo

Una buena persona no votaría a Vox

Asimismo, Lorca era una buena persona y eso no encaja en una ideología intolerante como la que destila Vox, por lo tanto, no tendría sentido votarles.

Federico se sentía, como dijo al periodista y caricaturista Luis Bagaría en una entrevista para El Sol de Madrid poco antes de su muerte, íntegramente español, pero «antes que esto hombre del mundo y hermano de todos».

Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el solo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política.​ FEDERICO GARCÍA LORCA

Vox y la homosexualidad

Otra razón clara es que Lorca era homosexual. Salvo increíbles excepciones, no hay votantes homosexuales en el partido de extrema derecha. Un caso sonoro fue el del historiador Fernando Paz fue candidato número 1 de Vox por Albacete para el Congreso de los Diputados, quien se vio obligado a renunciar a la candidatura tras unas declaraciones en las que cuestionaba la homosexualidad.

Otro caso de odio a los homosexuales fue el de Ernesto Pflüger, responsable nacional de prensa de Vox, quien no dudó en afirmar: Por qué los gays celebran tanto el día de San Valentín, si lo suyo no es amor, es sólo vicio”.

La diputada de Vox y portavoz del Grupo Parlamentario en la Comisión de Sanidad, Gádor Joya, señaló que “si mi hijo fuera homosexual, prefería no tener nietos”. Pocos matices a eso.

Lorca era republicano

Lorca, como hombre de teatro, intelectual e ilusionado por el proyecto de la República, apoyó a ésta desde su campo, el de las artes y la literatura, para dar solidez a una forma de gobierno democrática y moderna.

Por su independencia personal y política, algunos lo podrían calificar de liberal (no en el concepto de libertad de Ayuso, claro está), de socialdemócrata, otros de republicano moderado, y otros de libertario. Pero lo que seguro que era es republicano.

Aún así, Lorca priorizaba la revolución cultural y espiritual por encima de la económica y materialista. La muerte de Lorca fue un gran agravio para el mundo de la literatura y de las artes ya que, como el propio poeta confesara, el talento que ya muchos le otorgaban era sólo, como la imagen de un iceberg, una parte ínfima sobre el agua que anunciaba lo que estaba por venir. Lorca era arte, Lorca era inteligencia.

Lo que nos lleva al último punto: una persona inteligente jamás votaría a Vox, señora Olona.