25 Sep 2022
DERECHOS Y LIBERTADES, DESTACADA

Una joven denuncia que no la dejan subir al autobús por llevar un top corto y recibe una oleada de machismo rancio 

No existe ninguna normativa sobre la vestimenta permitida o no a bordo de los autobuses urbanos de València.

La joven Cristina Durán ha denunciado en redes sociales que no pudo subir a un autobús urbano en València porque el conductor se lo prohibió por llevar un top escotado.

«Me han prohibido acceder a un autobús de Valencia por ir escotada y poder ofender a los demás pasajeros. No es un bikini, es un top y no voy enseñando nada. Me he sentido discriminada«, señala la joven en un tuit del pasado 7 de agosto.

Autobús

En otros 2 autobuses si que he podido acceder. ¿Normativa o discriminación?”, se preguntaba la joven en Twitter, adjuntando una foto de su vestimenta. Lo cierto es que no existe ninguna normativa sobre la vestimenta permitida o no a bordo de los autobuses urbanos de València.

Según indica el diario El País, la empresa de transporte público de la capital valenciana se ha comprometido a llamar a la mujer para recabar más información y «analizarán internamente lo sucedido».

Respuestas llenas de machismo rancio

Entre las respuestas al tuit está la de la EMT Valencia, que se compromete a investigar lo sucedido y pide perdón a la joven. 

Sin embargo, el tuit se ha llenado de respuestas machistas y represivas para con la libertad de la joven para vestir como le dé la gana en pleno siglo XXI y con una temperatura de 40 grados.

Imagen