01 Oct 2022
POLÍTICA ESTATAL

Feijóo compra primero el discurso antifeminista de Vox y se ve obligado a dar marcha atrás después 

Tras la reflexión de Feijóo, que se había interpretado como un abrazo al discurso de Vox, el presidente de la Xunta de Galicia rectificaba y matizaba que existen tanto la violencia intrafamiliar como la vicaria, que sí identifica como violencia machista

Este jueves, el presidente de la Xunta de Galicia y candidato a liderar el PP, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido que la violencia machista y la violencia intrafamiliar son dos tipos de violencia que existen y que son perfectamente compatibles. Como ejemplo, ha citado un caso, que ha identificado como violencia intrafamiliar, en el que un hombre que ha tenido “un problema con su pareja” mate a sus hijos.»Hace un tiempo sufrimos un asesinato producido por un padre que, por un problema con su pareja, después asesinó a sus dos hijos. Eso no es violencia machista, eso es violencia intrafamiliar”, ha afirmado el presidente gallego, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, celebrado este jueves en Lugo. 

Las declaraciones del dirigente popular se producen pocos meses después de que el pasado verano el Parlamento gallego aprobase una modificación de la ley gallega para la prevención y el tratamiento integral de la violencia de género que reconocía, de forma pionera en España, la violencia vicaria como una forma de violencia machista. La reforma salió adelante por unanimidad de populares, socialistas y nacionalistas.

Feijóo compra el discurso antifeminista de Vox y se ve obligado a dar marcha atrás
Feijóo compra el discurso antifeminista de Vox y se ve obligado a dar marcha atrás

Las palabras de Feijóo fueron la respuesta a la pregunta que le hicieron sobre las palabras del consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, quien afirmó que era más partidario de utilizar el término “violencia intrafamiliar” que el de violencia machista, alegando que es “más representativo”.

“Si un padre mata a un hijo o una hija no es violencia machista, es intrafamiliar; y si un hombre mata a su pareja abusando de su fortaleza es violencia machista. Entiendo que hablamos de dos cosas distintas y reales que existen”, ha señalado el presidente de la Xunta de Galicia.

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez Pam, a través de su cuenta de Twitter, ha recordado que la ley gallega de violencia de género impulsada por el propio Feijóo ya recoge esta forma de violencia machista: «Si un padre mata a sus hijos para hacer daño a la madre es violencia machista. Negarlo es negarles a las madres lo único que repara ese infierno: la verdad. Es preocupante plantearlo, pero que @FeijooGalicia lo diga por razones electorales es indecente».

«Concretamente es negar lo que ya establece nuestro ordenamiento jurídico. No solo la Ley Orgánica de Violencia de género 1/2004, sino también la propia ley de violencia gallega que impulsó el propio @FeijooGalicia hablan de esta forma de violencia machista conocida como vicaria», añadió.

Concretamente es negar lo que ya establece nuestro ordenamiento jurídico. No solo la Ley Orgánica de Violencia de género 1/2004, sino también la propia ley de violencia gallega que impulsó el propio @FeijooGalicia hablan de esta forma de violencia machista conocida como vicaria.

— Ángela Rodríguez Pam 🏳️‍🌈 ♀️ (@Pam_Angela_) March 17, 2022

Rectificación de Feijóo

Horas después de lo que se consideraba un abrazo público al postulado de Vox respecto al machismo, Feijóo rectificaba a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter matizando sus palabras y reconociendo la violencia vicaria como violencia machista: “Galicia sabe lo que es que un padre asesine a sus hijos para dañar a la madre y no estaba considerado violencia de género. Por eso Galicia cambió la ley para reconocer la violencia vicaria como violencia machista”.

«También existe la violencia intrafamiliar, como cuando un padre mata a un hijo que está pegando a su madre o una madre comete un parricidio. Que nadie dude de que lucharemos contra todas las violencias y que no daremos ni un paso atrás en la lucha contra la violencia machista».