01 Oct 2022
DESTACADA, INTERNACIONAL

Fascistas no, gracias: intelectuales rechazan el ingreso de Vargas Llosa en la Academia francesa 

Un grupo de intelectuales franceses mostró este jueves su rechazo al ingreso del hispano-peruano Mario Vargas Llosa en la Academia Francesa de la lengua.

Un grupo de intelectuales franceses mostró su rechazo este jueves al ingreso del hispano-peruano Mario Vargas Llosa en la Academia Francesa de la lengua. La razón es su acercamiento a posiciones políticas de extrema derecha. Asimismo, también apuntan a su implicación en los llamados «Pandora papers», donde se reveló que tenía sociedades en paraísos fiscales para evadir impuestos. Los firmantes consideran que incluirlo en la Academia «mancilla la imagen de Francia en América Latina, donde sus posturas extremistas son bien conocidas y suscitan un fuerte rechazo».

La petición se recoge en una tribuna publicada en el diario Libération, donde los firmantes han expresado su «estupefacción» por la inclusión del Nobel de Literatura de 2010 en el selecto grupo de «los inmortales», que deben velar por el lenguaje francés.

«Esta decisión presenta graves problemas éticos», señalan, mientras recuerdan el reciente apoyo de Vargas Llosa al candidato de ultraderechista a la presidencia de Chile, José Antonio Kast, un defensor de la dictadura militar de Pinochet.

Vargas Llosa

También destacan su apoyo al actual presidente de Colombia, Iván Duque, que «acabó con los acuerdos de paz firmados en 2016» con la guerrilla de las FARC y que disuelve manifestaciones «a disparo limpio».

No se olvidan los firmantes del apoyo de Vargas Llosa a la candidata a la presidencia Keiko Fujimori en abril pasado, que no acepta el resultado de los comicios y niega la legitimidad del ganador, Pedro Castillo. Detallan que Fujimori «hace campaña por la destitución del nuevo presidente. Grupos de ultraderecha atacan físicamente a personalidades políticas de centro izquierda y centro derecha. Algunos piden un golpe de Estado. Vargas Llosa ha jugado un papel activo en la llegada de este caos a Perú haciendo una campaña sin reservas en favor de Keiko Fujimori, a la que presenta como último obstáculo contra el comunismo», escriben.

Finalmente, indican que Vargas Llosa pidió en 1995 «enterrar el pasado» en Argentina, en referencia a los crímenes cometidos por la dictadura en ese país.