20 Jun 2024

Blog

Euro-Med Human Rights Monitor eleva la cifra de menores asesinados en Gaza a más de 10.000
INTERNACIONAL, NOTICIAS, PRINCIPAL

Euro-Med Human Rights Monitor eleva la cifra de menores asesinados en Gaza a más de 10.000 

En medio de la devastadora realidad en Gaza, emerge un sombrío panorama de sufrimiento humano, con miles de niños atrapados en el fuego cruzado de la guerra. La Franja de Gaza, un lugar donde la vida cotidiana es sinónimo de resistencia, se ha convertido en una trágica historia de horror y sufrimiento para los más vulnerables. Desde el inicio de la ofensiva israelí en Gaza el 7 de octubre de 2023, decenas de miles de bebés y niñas y niños han perdido la vida a manos de Israel.

Los palestinos en Gaza, incluyendo a los más jóvenes y vulnerables, han soportado una carga insoportable. Más de 23,000 palestinos han perdido la vida, de los cuales 9,077 eran niños. Las impactantes cifras, reveladas por el Euro-Med Human Rights Monitor deberían dejar al mundo estupefacto ante la magnitud de la tragedia que se desarrolla en la región. A medida que las bombas y la artillería israelí siguen devastando Gaza, con cientos de niñas y niños atrapados bajo los escombros de edificios destruidos con pocas posibilidades de sobrevivir, la cifra de víctimas infantiles se acerca peligrosamente a la marca de los 10,000.

El Euro-Med Human Rights Monitor también ha informado que alrededor de 700,000 niños se han visto afectados por lo que describen como un «genocidio» en Gaza. Estos números incluyen a aquellos que han perdido la vida, han resultado heridos o han sido desplazados internamente. La magnitud de la crisis es apabullante, y la comunidad internacional debe prestar atención a la desgarradora situación que enfrentan estos niños.

Las agencias de las Naciones Unidas, incluyendo UNICEF, han sido criticadas por su falta de transparencia en cuanto al número real de víctimas. Esta opacidad refleja una incapacidad para cumplir con su deber de proteger a las víctimas y prevenir la muerte de innumerables niños en Gaza.

Los supervivientes de los ataques israelíes enfrentan una realidad desgarradora. Más de 18,000 niños palestinos han resultado heridos, muchos de ellos en estado crítico. Docenas han tenido que someterse a amputaciones, y cientos sufren quemaduras graves en diferentes partes de sus cuerpos.

Además de las pérdidas humanas, la destrucción de hogares y la pérdida de padres han afectado profundamente a la vida de los niños en Gaza. Se estima que entre 24,000 y 25,000 niños han perdido a uno o ambos progenitores, y aproximadamente 640,000 han quedado sin un lugar donde vivir debido a la destrucción de sus hogares.

La educación de estos niños también ha sido gravemente afectada, ya que 217 escuelas en Gaza han sido dañadas o destruidas durante los ataques israelíes. Esto ha tenido un impacto devastador en su futuro y en la posibilidad de un desarrollo adecuado.

Los niños de Gaza enfrentan un peligro constante. Son víctimas de ataques indiscriminados, enfrentan la falta de acceso a alimentos y agua limpia, y muchos han sido forzados a huir bajo fuego enemigo, lo que agrava aún más su situación psicológica ya precaria.

Además, la población de Gaza sufre condiciones de vida extremadamente precarias, con una gran parte de los gazatíes desplazados internamente, viviendo en instalaciones abarrotadas que no están diseñadas para ser refugios. La falta de comida y la dificultad para conseguir agua potable son problemas constantes.

En este contexto, los niños en Gaza enfrentan un riesgo alarmante de hambre y enfermedades, especialmente en Gaza City y las zonas del norte de la Franja, donde a menudo solo pueden permitirse una comida al día. Además, se han informado de peligrosos métodos improvisados para cocinar debido a la falta de recursos básicos.

La falta de acceso a agua potable segura, la interrupción de las bombas de aguas residuales, la escasez de atención médica y la falta de higiene personal en refugios sobrepoblados aumentan aún más el riesgo de epidemias y enfermedades transmisibles.

Los niños menores de 18 años, que constituyen casi la mitad de la población de Gaza, han experimentado un trauma continuo. Incluso antes de la violencia actual, cuatro de cada cinco niños informaban de experiencias de depresión, tristeza o miedo, lo que subraya la urgencia de abordar las necesidades de salud mental en medio de este conflicto en curso.

El Euro-Med Human Rights Monitor hace un llamado apremiante a la comunidad internacional para que tome medidas inmediatas. Es fundamental poner fin a los intentos de Israel de convertir Gaza en un cementerio para niños y, en su lugar, protegerlos. Israel debe ser responsabilizado por sus violaciones del derecho humanitario internacional, que incluyen el asesinato y el ataque a niños palestinos, así como la negación de sus necesidades básicas, reconocidas en las Convenciones de Ginebra y sus Protocolos de 1977.

En este momento crítico, el mundo debe unirse en solidaridad con los niños de Gaza, quienes han soportado un sufrimiento inimaginable. La paz y la justicia deben ser la prioridad, y la comunidad internacional debe trabajar incansablemente para poner fin a la violencia y garantizar un futuro más seguro y prometedor para estos niños que han visto demasiada tragedia en sus jóvenes vidas.

Deja una respuesta

Required fields are marked *