fbpx
17 May 2022
DESTACADA

¿Estados Unidos estaba desarrollando armas biológicas en Ucrania? 

En las últimas jornadas se ha afirmado que Ucrania está desarrollando “armas biológicas financiadas por Estados Unidos».

A raíz de distintos medios digitales y redes sociales se ha expuesto que Ucrania está desarrollando “armas biológicas financiadas por Estados Unidos».

Estas fueron informaciones que ya circularon el pasado mes de febrero. Por aquel entonces Maldita.es expresaba que se trataba de una teoría de la conspiración que pretendía dar cabida a la invasión de Rusia.

image 17

Ambos países firmaron un tratado en 2005, el Programa de Reducción de Amenazas Biológicas del Departamento de Defensa de EE. UU. Este consiste en “consolidar y proteger los patógenos y las toxinas de interés para la seguridad en las instalaciones del gobierno ucraniano”, entre otras funciones. No obstante, estos laboratorios son del Gobierno ucraniano y se rigen por las leyes de ese país, según explica el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU).

«No es la primera vez que circulan contenidos afirmando que Ucrania tiene laboratorios en los que desarrolla armas biológicas. El 22 de abril de 2020, en plena pandemia del coronavirus, la embajada de Estados Unidos en Ucrania emitió un comunicado titulado ‘Asociación entre EE. UU. y Ucrania para reducir las amenazas biológicas’. En él indicaban que estaba circulando ‘desinformación en algunos círculos en Ucrania que refleja la desinformación rusa con respecto a la fuerte asociación entre EE. UU. y Ucrania para reducir las amenazas biológicas’, por lo que decidieron explicar de qué se trataba la colaboración entre estos dos países», recalcaban desde Maldita.es.

“En Ucrania, el Programa de Reducción de Amenazas Biológicas del Departamento de Defensa de EE. UU. trabaja con el gobierno ucraniano para consolidar y proteger los patógenos y las toxinas de interés para la seguridad en las instalaciones del gobierno ucraniano, al tiempo que permite la investigación pacífica y el desarrollo de vacunas. También trabajamos con nuestros socios ucranianos para garantizar que Ucrania pueda detectar e informar brotes causados ​​por patógenos peligrosos antes de que representen una amenaza para la seguridad o la estabilidad”, explicaban.

Asimismo indicaban que el objetivo es “contrarrestar la amenaza de brotes (deliberados, accidentales o naturales) de las enfermedades infecciosas más peligrosas del mundo”.

Weber explicaba a AFP,  también miembro del IFCN, que “el Departamento de Defensa de EE. UU. ‘nunca ha tenido un laboratorio biológico en Ucrania’”.

En la misma línea, en mayo de 2020, desde el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) indicaban en Facebook, ante desinformaciones que circulaban, que no había “laboratorios biológicos extranjeros en Ucrania” y que “la cooperación entre Ucrania y los Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo biológico tiene lugar exclusivamente en el marco de la legislación ucraniana y en interés de Ucrania”. 

Rusia denuncia desarrollo de armas biológicas en Ucrania con respaldo de EE.UU

Ahora, sin embargo, ha aparecido otro factor en la ecuación debido a que el Ministerio de Defensa ruso ha presentado unos documentos que, presuntamente, probarían este «desarrollo de armas biológicas en Ucrania».

El Ministerio de Defensa de Rusia denunció este domingo que según documentos y activos hallados tras la operación especial militar en defensa del Donbas, en Ucrania se han venido desarrollando componentes de armas biológicas con financiamiento de los Estados Unidos (EE.UU.).

El portavoz de Defensa, Ígor Konashénkov destacó que el Gobierno de Kiev intentó deshacerse de las pruebas emitiendo una orden de destrucción de emergencia el pasado 24 de febrero.

Asimismo, Konashénkov subrayó que Rusia recibió documentación de que se trabajaba con patógenos altamente peligrosos como peste, ántrax, tularemia, cólera y otras enfermedades mortales.

«En el curso de una operación militar especial, se descubrieron los hechos de una limpieza de emergencia por parte del régimen de Kiev de los rastros de un programa biológico militar que se estaba implementando en Ucrania, financiado por el Departamento de Defensa de EE. UU».

Atomic Scientists expresa su preocupación por las hostilidades y desmarca a Estados Unidos

El pasado mes de febrero, tras el estallido de la guerra Atomic Scientists expresaba su preocupación por la escalada bélica en Ucrania, advirtiendo de los riesgos biológicos y nucleares como consecuencia de las hostilidades.

El citado boletín acaba de advertía que la invasión rusa de Ucrania puede poner en riesgo una red de laboratorios vinculados a Estados Unidos en Ucrania, que trabajan con patógenos peligrosos.

Lo señala Robert Pope, director del Programa Cooperativo de Reducción de Amenazas, una iniciativa del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Sobre Ucrania, Pope aclara que los laboratorios a los que se refiere no son instalaciones de armas biológicas, aunque Rusia ha expresado que Estados Unidos mantiene, no solo en Ucrania, sino también en Georgia, laboratorios militares para el desarrollo de armas biológicas o para investigaciones peligrosas.

Pope asegura que, aunque Estados Unidos no mantiene instalaciones de armas biológicas, la guerra podría poner en riesgo las colecciones de patógenos conservados en Ucrania.

Advierte que, aunque las instalaciones son seguras, el potencial peligro puede proceder de una caída de la energía eléctrica, ya que los patógenos se mantienen congelados para que no puedan replicarse y volverse infecciosos.

En caso de que, como consecuencia de errores militares rusos, la congelación de los patógenos cayera y se calentaran, podrían hipotéticamente escapar de las instalaciones y contagiar a la población de los alrededores, con consecuencias imprevisibles.

Aclara que los patógenos conservados en los laboratorios ucranianos varían según la instalación, pero que algunos son preocupantes para el entorno ucraniano. Concluye diciendo que su programa había estado cerca de un acuerdo con los ucranianos sobre la consolidación de muestras.

El gobierno de Estados Unidos ha trabajado con 26 instalaciones de este tipo en Ucrania. Antes de la invasión, el programa proporcionó material directo a seis laboratorios ucranianos.

El programa también brinda capacitación en bioseguridad y tutoría científica al personal del Ministerio de Salud en todo el país.