26 Sep 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Borja Escalona «llora» después de las críticas recibidas por arrinconar a una trabajadora y le recuerdan su estrategia: «Es puro show» 

El «youtuber» Borja Escalona acumula rencillas y conflictos por donde pasa.

Durante una transmisión en directo, el youtuber Borja Escalona presionó a la encargada de un establecimiento para no pagar una empanadilla a cambio de la promoción al local, que en ningún momento estaba acordada con la empresa. Al negarse, le pagó de malas formas y le aseguró que la empresa iba a recibir una factura de 2.500 euros.

image 16

«Me estás amenazando. Me estás diciendo que le vas a pasar a mi jefa una factura que luego me la voy a cargar yo», le indica la empleada. «¿Crees que te he amenazado? ¿Te has sentido amenazada en algún momento?», le responde el youtuber. La encargada del local le replica que sí: «En cuanto me dijiste que solo comías cosas gratis y no ibas a pagar». «¿Y eso es una amenaza? Yo creo que eso es una explicación, forma parte de la negociación con la empresa», concluye Escalona.

Hasta el momento, no han tenido comunicación con él y tampoco han interpuesto una denuncia, algo que está en el aire, indican desde La Voz de Galicia: «Tendría que verlo con un abogado pero estamos a tope y no tengo tiempo para tener una reunión con ellos».

«¿Te tengo que pagar? Pues entonces te tengo que cobrar yo esta promoción que acabo de hacer», indicaba Escalona, que reiteraba que solo come cosas gratis.

«Al día siguiente, empleados de López Mora le aseguraron a Terzado que habían recibido llamadas insultándoles. Al conocer la noticia, la hostelera se puso en contacto con su responsable de comunicación en redes y esta le propuso señalar en un comunicado la falsedad de las críticas», indican desde el medio gallego.

Tras las críticas recibidas Escalona publicaba un vídeo queriendo dar su versión, triste, de la historia: “No estaba preparado para todo esto que me ha venido y se me está haciendo un poco complicado”, confirmaba, antes de dar su versión de lo sucedido. “El otro día fuimos a cenar a un bar de Madrid y el jefe nos echó porque no quería indeseables en su local”, agregaba, entre lágrimas.

Escalona confesaba que “he tenido que quitarme las redes sociales, no me dejan salir de casa y no puedo ir al gimnasio”. Pero después de ello, sin autocrítica y sin asumir responsabilidades, echó la culpa de los sucedidos a “la sociedad de España”, ya que, según el youtuber, “tiene un problema muy grave”.

“Lo único que nos une es el odio. Tengo la sensación de que es un poquito desproporcionado la cantidad de odio, amenazas y bullying que estoy recibiendo”, criticaba en el vídeo.

Pero en redes no se han hecho esperar las respuestas y la influencer Gema MJ ha recordado con un vídeo que lo de Escalona es un show: