21 Jun 2024

Blog

«¿Dónde está ese supermercado? ¡¿DÓNDE?!» Feijóo, su desconexión con la realidad y sus naranjas a 12 céntimos el kilo
POLÍTICA ESTATAL, PRINCIPAL

«¿Dónde está ese supermercado? ¡¿DÓNDE?!» Feijóo, su desconexión con la realidad y sus naranjas a 12 céntimos el kilo 

«Posiblemente sea el precio que tenían la última vez que tuvo que hacer la compra», indicaron en redes

Cuando nuestros líderes políticos nos ofrecen datos económicos, es razonable esperar que estén fundamentados en la realidad. Sin embargo, Alberto Núñez Feijóo, el presidente del Partido Popular, parece haber perdido contacto con la economía de la mayoría de las familias de España.

Mientras se encontraba en el plató de ‘El Hormiguero’, Feijóo, por su propia voluntad, decidió que el precio de un kilo de naranjas es de 12 céntimos, lo que ha provocado una reacción feroz en las redes sociales. Su error no es insignificante: el precio real en los supermercados es diez veces mayor.

Las reacciones en Twitter no se hicieron esperar. Anacleto Panceto (@Xuxipc), trató de darle el beneficio de la duda a Feijóo, sugiriendo que tal vez se refería a 12 céntimos por 10, o sea: 1,50 euros. Una fina irónica que incide en el problema con las matemáticas básicas del líder popular.

Andrés (@AndresPRoca) capturó el asombro generalizado con una pregunta sencilla y directa: «¿DÓNDE ESTÁN ESAS NARANJAS A 0,12 EL KILO, QUE YO LO VEA?». Mientras, M (@casasola_89) expresó su deseo de comprar naranjas a este precio de fantasía, preguntando a Feijóo, en un tono de protesta, por la ubicación de este misterioso supermercado.

La confusión de Feijóo no pasó desapercibida para Gerardo Tecé (@gerardotc), quien señaló que los asesores de Feijóo le habían aconsejado hablar de otros temas, insinuando que su desvío hacia el precio de las naranjas había sido un grave error. Por su parte, Rubén Sánchez (@RubenSanchezTW) apuntó mordazmente: «Feijóo cree que un kilo de naranjas se vende por 12 céntimos. Posiblemente sea el precio que tenían la última vez que tuvo que hacer la compra».

Este incidente pone de manifiesto la desconexión existente entre algunas figuras políticas liberales y la realidad económica de las personas a las que se supone que representan. Reivindicamos la necesidad de una representación realista y consciente de la situación económica actual.