03 Dic 2022
POLÍTICA ESTATAL, PRINCIPAL

Ayuso reconoce que la prioridad del PP es despenalizar el fascismo 

Ayuso ha protagonizado una nueva crítica, que se ha avivado en redes sociales.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha intervenido este jueves en la Asamblea regional, donde ha sido cuestionada sobre la Ley de Patrimonio.

La dirigente, erigiéndose como la cabeza real del Partido Popular, haciendo énfasis en las tensiones en el seno del partido de la derecha y con su líder, Alberto Nuñez Feijóo, ha expuesto lo que hará el PP cuando llegue a la Moncloa después de las últimas elecciones generales.

Proyecto nuevo

“Estamos para proteger nuestra convivencia. Por eso, cuando tengamos mayoría en el Congreso de los Diputados, lo primero que vamos a hacer es eliminar la Ley de Memoria Democrática que se ha pactado con ETA, Bildu para acabar con la Transición Española”, ha expuesto.

Esto, ha afirmado, se debe a que considera que debe protegerse “tanto las vanguardias como las tradiciones”.

“Por eso con la nueva Ley de Patrimonio queremos proteger la cultura y los símbolos religiosos de la Comunidad de Madrid. También el estado de derecho, que es básico para garantizar la convivencia, prosperidad e inversión. Asimismo, protegemos la vida con políticas a favor de la familia y de la natalidad dentro de nuestras competencias y también la salud”, ha señalado.

Justamente ha interpuesto estas afirmaciones reafirmando la posición que se daba a conocer este pasado miércoles, que en concreto refiere a que la presidenta madrileña contempla la protección específica de la Cruz que preside el Valle de los Caídos dentro de la Ley de Patrimonio de la Comunidad de Madrid.

Dicha ley ahora deberá pasar a examen y superar las enmiendas que ya se han promovido desde la izquierda de la Asamblea.

El texto presentado por los populares introduce la “regulación sobre los llamados nuevos patrimonios”. En su artículo 73 se busca proteger “la arquitectura religiosa, incluyendo los calvarios tradicionales y las cruces, así como los elementos decorativos y bienes muebles relacionados directamente con el bien patrimonial a proteger”.

Las declaraciones de Ayuso han recibido centenares de críticas en redes: