21 Jul 2024

Blog

14 de abril: Salud y República
POLÍTICA ESTATAL, PRINCIPAL

14 de abril: Salud y República 

La instauración de la Segunda República española fue un momento de importantes avances y transformaciones políticas, sociales y económicas en España, en el que se dieron cita diversas fuerzas políticas y sociales.

La historia de la República española no solo es un episodio fascinante y lleno de matices en la historia de España, sino también un periodo clave en la defensa de los derechos y la lucha trabajadora. En este artículo, nos adentraremos en la evolución de este periodo, así como en su importancia para la lucha por los derechos laborales y sociales en España. ¿Cómo influyó la República española en la vida de los trabajadores y en la sociedad en general?

Por Javier F. Ferrero

El contexto histórico de la República española

La República española, también conocida como la Segunda República, fue proclamada el 14 de abril de 1931, tras la caída de la monarquía de Alfonso XIII y la instauración de un régimen republicano. Este periodo, que se extendió hasta 1939, fue un momento de importantes avances y transformaciones políticas, sociales y económicas en España, en el que se dieron cita diversas fuerzas políticas y sociales.

Las fuerzas políticas y sociales en juego

Durante la República española, se produjo una auténtica efervescencia política y social, en la que participaron partidos y organizaciones de todo el espectro ideológico. Entre las fuerzas políticas destacadas, encontramos tanto a partidos de izquierda, como el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Comunista de España (PCE), como a fuerzas de centro y derecha, como la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA).

En este contexto, las organizaciones sindicales y los movimientos obreros también tuvieron un papel protagonista en la defensa de los derechos de los trabajadores y en la lucha por mejoras laborales y sociales. Entre las organizaciones sindicales más relevantes, se encontraban la Unión General de Trabajadores (UGT), vinculada al PSOE, y la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), de orientación anarquista.

Las reformas laborales y sociales en la República española

La República española trajo consigo un amplio abanico de reformas y medidas encaminadas a mejorar las condiciones laborales y sociales de la población. Entre ellas, destacan las siguientes:

La reforma agraria

La reforma agraria fue una de las principales medidas impulsadas por la República española en el ámbito social y económico. Su objetivo era acabar con las desigualdades en la propiedad de la tierra y mejorar las condiciones de vida y trabajo de los jornaleros y campesinos. Para ello, se promovió la expropiación de latifundios, la redistribución de tierras y la creación de cooperativas agrícolas.

La legislación laboral

La República española también llevó a cabo importantes avances en materia laboral, como la promulgación de la Ley de Contratos de Trabajo de 1931. Esta legislación establecía una serie de garantías para los trabajadores, como la regulación de la jornada laboral, el establecimiento de un salario mínimo y la protección frente al despido injustificado. Además, también se fomentó el derecho a la negociación colectiva y se impulsaron medidas para mejorar las condiciones de trabajo de las mujeres y los menores.

Instituto Nacional de Previsión

El INP se creó con el objetivo de gestionar la seguridad social y la asistencia sanitaria en España. Fue el primer organismo encargado de la protección social de los trabajadores en España.

Ley de Descanso Dominical

Esta ley estableció el domingo como día de descanso semanal obligatorio para los trabajadores en España. La norma tenía como objetivo mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y permitirles tener más tiempo libre para el ocio y la familia.

La educación y la cultura

Otro de los ámbitos en los que la República española realizó importantes avances fue el de la educación y la cultura. Durante este periodo, se promovió un sistema educativo laico, universal y gratuito para garantizar el acceso a la educación a todos los ciudadanos, independientemente de su origen social o económico. Además, se crearon instituciones culturales y se fomentó la creación artística, lo que contribuyó al florecimiento de la llamada «Generación del 27», un grupo de destacados escritores y poetas que dejaron una huella imborrable en la literatura española.

Ley de Matrimonio Civil

Esta ley estableció el matrimonio civil como la única forma legal de contraer matrimonio en España. La norma permitía a las personas casarse sin tener que recurrir a la iglesia y reconocía la igualdad entre hombres y mujeres ante la ley matrimonial.

Ley de Divorcio

La ley de divorcio permitía el divorcio por mutuo acuerdo y por causas específicas, como la infidelidad, la condena a prisión y el abandono del hogar. La norma representaba un avance importante en la defensa de los derechos de las mujeres, ya que les permitía separarse legalmente de sus esposos.

El legado de la República española en la defensa de los derechos y la lucha trabajadora

A pesar de que la República española fue un periodo convulso y marcado por tensiones políticas y sociales, su legado en la defensa de los derechos y la lucha trabajadora es indudable. Las reformas y medidas impulsadas durante este periodo sentaron las bases para el reconocimiento y la consolidación de los derechos laborales y sociales en España.

La guerra civil que siguió al periodo republicano y la posterior dictadura de Franco supusieron un retroceso en muchos de estos avances. Sin embargo, tras la muerte de Franco y la instauración de la democracia en España, se retomaron muchas de las conquistas sociales y laborales alcanzadas durante la República, lo que demuestra la importancia y la vigencia de su legado.

La República española es un capítulo fundamental en la historia de España y en la lucha por los derechos y la justicia laboral. A pesar de las dificultades y los obstáculos que tuvo que enfrentar, su legado sigue vivo y sigue siendo fuente de inspiración para quienes defienden un mundo más justo y equitativo. ¿Qué otras lecciones se podría extraer de la historia de la República española? La respuesta a esta pregunta podría ser el inicio de un nuevo viaje al pasado, lleno de descubrimientos y aprendizajes; o al futuro, con la instauración de una Tercera República.