25 Sep 2022
DESTACADA

Paz Padilla y la inconsciencia: desde «las vacunas no sirven para nada» a «el amor todo lo puede» frente al maltrato 

Paz Padilla lleva una semana cargada de meteduras de pata.

Esta pasada semana en un directo Paz Padilla reconocía que ha vuelto a pasar el coronavirus y que ha tenido que pasar las Navidades sola y aislada y, además, generaba polémica por sus palabras sobre la covid-19 que no pasaron desapercibidas para nadie.

«Las vacunas no sirven para nada» o que «la vacuna es la de bicho de luján», son algunas de las perlas que dejaba caer Padilla y que la pusieron en el centro de la diana.

R 23

También dijo que nos están vacunando con la «espaider», mientras ahora la cepa que existe es la «oricrón».

«Es que da igual, las vacunas no sirven para nada. Mira, las vacunas es una proteína que te meten la spider, que es la proteína por donde entra el virus. Pero claro, la vacuna es la del bicho de Luján, y el bicho ha mutado y ahora tenemos la «oritrón»

«Y entonces el bicho ahora es como que ya no entra por la puerta y entra por la ventana. Claro te meten la spider, que es la de la ventana, la puerta pero ya no sirve contra la ventana. Con lo cual, por muchas vacunas que te pongas, dos o tres, el virus ya entra por otro lado, con lo cual, te infecta».

«Es lo que ha pasado, las dos, la delta y la oritrón, han mutado en África. Lo bueno que dicen es que en África se ha contagiado tanta gente ya está tanta gente inmunizada que hay muy poca ya con covid. Así que se piensa que este será el final del covid».

Ayer volvió a liarla. La humorista y presentadora de los programas del corazón de la cadena de Mediaset, habló sobre la relación de Rocío Carrasco y Rocío Flores, «no ha vuelto a dejar indiferente a la audiencia que ha pedido en masa su expulsión de la cadena», explican en Cadena Dial.

Todo comenzaba cuando el programa se hacía eco de unas declaraciones de Rocío Flores en otro de los programas de la cadena. La joven colaboradora argumentaba que quería a su madre y que tanto ella, como su hermano, están dispuestos a una posible reconciliación.

“No estoy de acuerdo en muchísimas cosas que se están haciendo y permitiendo pero la quiero mucho”, confesaba en «El programa de Ana Rosa».

En un momento dado, Paz Padilla interrumpía el debate en plató para argumentar con un polémico discurso. «No opino ni juzgo porque no soy nadie para hacerlo. Yo he tenido 16 años y también soy madre. Pero me da una tristeza, me duele el alma. Me angustia verlas. Que la distancia entre ambas sea cada vez más inalcanzable», exponía.

«Y que hablen con el corazón, es el único consejo que les doy. Que la vida pada, que una madre solo hay una y una hija es una hija. Que a veces hay que hacer de tripas corazón, que mañana ya no estaremos aquí”, reflexionaba la presentadora.

«Si yo pudiera cogería a una y a la otra y las encerraba en una habitación y que se dijeran todo lo que se tienen que decir y hasta que no se digan te quiero no salgan de ahí. Solamente hay que decir te quiero. Y olvidar porque si vivimos con el rencor con el pasado no se quiere. Hay que vivir el presente, el pasado ya no existe», sentenciaba.

Padilla proseguía con su reflexión: «Para mi el amor de una madre y de una hija está por encima de todo». «Sin amor no se vive ni se puede avanzar. Con rencor se vive en una angustia permanente. Para volver a empezar solo está el amor. Da igual la circunstancia”, argumentaba.

Este discurso calaba en la audiencia que reaccionaba en redes pidiendo el despido de la presentadora.