01 Dic 2022
DESTACADA

«Tú también puedes. Solo te falta un padre multimillonario»: Marta Ortega hereda el imperio Inditex 

A partir del 1 de abril de 2022, la nueva presidenta de Inditex será Marta Ortega, la hija del fundador de la firma textil.

A partir de abril de 2022 el sustituto de Pablo Isla, director de la compañía desde 2011, será Marta Ortega, hija de Amancio, según ha informado a la CNMV.

Ver las imágenes de origen

«Inditex se sumerge en una nueva etapa gracias a la decisión de Amancio y su deseo de que su hija continúe con la herencia familiar», indica Vanitatis

Esta información ha levantado ampollas en redes sociales:

“Inditex en el 2019 pagó 0 euros de impuesto de sociedades” 

El diputado de Bildu, Oskar Matute, indicaba en un pleno que la compañía de Amancio Ortega, Inditex, tributó cero euros en concepto de impuesto de sociedades en 2019.

Matute dijo durante su intervención: «Fíjense cuáles son los ejemplos que dan las empresas de la marca España. Citaré dos empresas únicamente. Una de ellas es Iberdrola que en 2019 tuvo 2.800 millones de euros de beneficio y pagó solo 36 millones por impuesto de sociedades, no llega al 1,3%. ¿No es eso una forma de no contribuir al esfuerzo colectivo que todos y todas tenemos que hacer para salir de la covid y para tener recursos para los que menos tienen?».

«Podría hablar de otra empresa y lo voy a hacer. Inditex, muy conocida por su labor altruista y filantrópica a través de la donación de aparatos médicos, en 2019 ganó 10.400 millones de euros. ¿Saben cuánto tributó en el Impuesto de Sociedades? Cero euros. Como suena, cero euros. Es normal que te quede dinero para hacer filantropía si decides no pagar lo que el propio Estado determina que hay que pagar por impuesto de sociedades”.

«Pero podría hablarle de más ejemplos, incluso ejemplos de empresas vascas. Entre las diez empresas vascas que más facturan pagan en torno a 98,7 millones de euros con un margen o volumen de beneficio de 1.295 millones de euros. Todo en el 2019. Eso equivale a un 7,6 del impuesto de sociedades».

Matute

«Probablemente, todo esto dicho así no dice demasiado a la gente que pueda estar escuchándolo, pero quizás si la gente supiera que el impuesto de sociedades está en el 25% y que en la comunidad autónoma del País Vasco y en la comunidad foral de Navarra en torno al 24%, pues resulta que ni siquiera están cumpliendo con aquello que tendrían que cumplir, es decir, con lo que la ley determina».

«Ya no se trata siquiera de subir a esta tribuna a pedir una reforma fiscal, que lo hemos hecho. No se trata ya siquiera de pedir una tarifa o una imposición fiscal especial en tiempos de covid para las empresas que han amasado beneficios ingentes, incluso durante el tiempo de covid, como Iberdrola con el aumento del tarifazo eléctrico. Ya no estamos pidiendo eso, lo que estamos pidiendo es que cumplan la ley, es decir, que paguen en el impuesto de sociedades lo que tienen que pagar porque sino es difícil sostener cualquier impulso de recuperación económica en términos de redistribución de la riqueza y en términos de equidistribución de la recaudación fiscal», zanjó el diputado de Bildu.

Sin embargo, atendiendo a las cuentas de Inditex remitidas recientemente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en su condición de cotizada, el grupo pagó en 2020, año de la irrupción del coronavirus, 103 millones de euros en concepto de impuesto sobre sociedades en España, frente a los 372 millones del ejercicio precedente y los 360 millones que registró en 2018.

Amancio Ortega: tres sociedades en Malta para ahorrarse impuestos por su superyate de 95 millones

InfoLibre tuvo acceso a diversa documentación que demuestra que Amancio Ortega, fundador y accionista mayoritario de Inditex, decidió crear una estructura societaria en Malta para abanderar allí la embarcación de lujo que adquirió aquel año y ahorrarse así impuestos.

Malta dispone de un laxo régimen fiscal, que resulta especialmente ventajoso para los barcos de recreo con más de 24 metros de eslora. Es habitualmente usado por millonarios avezados en temas de ingeniería fiscal para eludir el pago de impuestos.

La embarcación del fundador de Inditex es un yate de superlujo de 95 millones de euros llamado Drizzle que si hubiese sido abanderado en España, Ortega habría tenido que pagar unos 24 millones más en concepto de IVA y de impuesto de matriculación. Asimismo, también se ahorra la cotización empresarial por los 18 tripulantes contratados, mucho más alta en España que en Malta.

Amancio 1

Crespusculum Holding Company Limited y Drizzle Yachts XXI

En el primer semestre de 2008, Ortega decidió adquirir esta embarcación para navegar por el Mediterráneo y el precio abonado fue de 50 millones de euros. Recurrió a una de las principales sociedades maltesas dedicadas a crear estructuras fiduciarias para que se ocupase de abanderar el barco en el país mediterráneo: Mamo TCV Advocates, tal y como señala el medio.

Según informaba Infolibre, el 14 de abril de 2008 se constituyó Crespusculum Holding Company Limited y un día después esta sociedad creó una filial, Drizzle Yachts XXI Limited cuyo dueño es Amancio Ortega. Como accionista de Crespusculum en el Registro Mercantil de Malta figura la firma TCV Management Trust Services Limited, parte del grupo Mamo TCV Advocates. Pero los malteses son meros testaferros, el dueño de Crepusculum desde su constitución es Amancio Ortega y aparece como beneficiario último del 99% del capital de la sociedad.

Claritas Company

El barco fue vendido a principios de 2012 a un empresario japonés, que lo rebautizó como Issana y Ortega adquirió el segundo Drizzle, más grande y lujoso. El barco fue botado en 2012 y la compañía encargada de adquirir inicialmente este segundo superyate de Ortega con bandera maltesa fue de nuevo Drizzle Yachts XXI, pero Ortega decidió constituir una nueva sociedad en Malta para transferirle la propiedad. El 20 de junio de 2013, Amancio Ortega constituyó una tercera sociedad en Malta, Claritas Company, creada también como una filial de Crepusculum Holding.

A través de Claritas Company, Ortega pudo acogerse al régimen fiscal especial de Malta para el abanderamiento de su lujoso yate, ya que pudo acogerse a un régimen fiscal de compra a través de leasing beneficioso para los superyates, de forma que al final terminan pagando por la adquisición del barco un 5,52% de IVA. El tipo normal del IVA en Malta era en ese momento del 18% y en España del 21%. Si el Drizzle hubiese sido matriculado en España como el Valoria B, habría abonado a la Agencia Tributaria unos 28,5 millones por Impuesto de Matriculación e IVA, mientras que en Malta ha desembolsado 5,2 millones.

A preguntas de Infolibre, un portavoz de Amancio Ortega aseguró que la decisión de abanderar los dos barcos en Malta no obedeció a motivaciones fiscales, sino al objetivo de “poder navegar por el Mediterráneo con la mayor discreción y privacidad posibles”.