22 May 2022
DESTACADA, INTERNACIONAL

«Hace 3 meses Polonia cerraba sus puertas a otros refugiados que huían de la muerte»: Las imágenes del cinismo 

Hace poco más de 3 meses en la frontera de Polonia se vivía una situación muy diferente a la actual.

A partir de noviembre de 2021 miles de migrantes se agolpaban en la frontera que divide Bielorrusia y Polonia – para intentar cruzar a Polonia – contrarrestado por un fuerte despliegue militar – 12.000 militares – con la pretensión de «defender la frontera», dijo el Ministro de Defensa polaco.

“En toda Bielorrusia, hay más de 10.000 personas que están listas para cruzar la frontera polaca”, dijo un portavoz del Gobierno polaco, que aseguró que “las fronteras polacas están siendo atacadas de manera organizada”.

image 39

«El gobierno polaco, con un fuerte discurso antiinmigrantes reflejo de una sociedad que mayoritariamente apoya medidas xenófobas, se ha visto reforzado frente a esta nueva crisis que ya se ha cobrado, al menos, seis víctimas mortales», explicaba en Contrainformación recientemente el politólogo y cofundador de la ONG The Health Impact, Pablo Sánchez.

«Debido a la situación en la frontera de Polonia con Bielorrusia, a partir de mañana 11 de septiembre a las 07.00 horas, se suspenderá el paso fronterizo en el cruce de Kuznica», dijo la Guardia Fronteriza polaca en Twitter.

«Desde Alemania acusan a Bielorrusia de instrumentalizar la llegada de las personas migrantes por la presión que pudiera hacer a Polonia llevándolos a la frontera, mientras que el gobierno polaco, a principios del mes pasado, declaraba el estado de emergencia prohibiendo así la presencia de medios de comunicación y trabajadores humanitarios en la zona», añadía Sánchez.

La OTAN, paradójicamente, también expresaba su «preocupación» por la «escalada» en la frontera polaco-bielorrusa y considera «inaceptable» el supuesto uso de los migrantes por parte de Minsk para presionar a Letonia, Lituania y Polonia.

Ursula von der Leyen, desde las altas esferas de la UE, pedía ampliar las sanciones contra Minsk y califica lo ocurrido en la frontera polaca como un «ataque híbrido». Además, la UE «estudiará» como sancionar a «aerolíneas de terceros países que participan en la trata de personas».

En las imágenes ofrecidas por el portal bielorruso Zerkalo se podía ver cómo los policías polacos utilizan aerosoles con gas lacrimógeno para dispersar a aquellos que intentaban cruzar la frontera. Algunos refugiados emplearon palas, trozos de madera y señales de tráfico para destruir la alambrada y algunos recurrieron incluso a alicates para cortarla o a talar árboles.

Origen de los refugiados

Según el Comité Estatal de Fronteras bielorruso, eran alrededor de un millar de personas, la mayoría de origen kurdo. “La indiferencia y el trato inhumano de las autoridades polacas empujó a los refugiados a ese acto de desesperación”, informó el órgano estatal en su canal de Telegram.

«El cierre de fronteras, así como sus distintas formas para atravesarlas, son lo que redirigen el flujo de personas que pretenden llegar a Europa. Mientras, la UE, con sus fronteras y su porosidad selectiva, aplica la violencia para reprimir algo ya demostrado inevitable: el continuo movimiento de personas. Llevamos años viendo diferentes rutas trazadas en Europa del Este en función de la facilidad con la que se puede llegar a países como Croacia, Rumanía o Bulgaria», explica Sánchez.

El doble rasero

«Hace escasamente 3 meses Polonia cerraba sus puertas a otros refugiados que huían de la muerte. Eran iraquíes, sirios, yemeníes o afganos. Muchos murieron al otro lado de una frontera que hoy está abierta de par en par a refugiados ucranianos. El mundo, 2022», expresaba un usuario adjuntando imágenes de aquel entonces.

Polonia construye una valla fronteriza de 5 metros de altura y 180 km de largo

Tras estos acontecimientos Polonia iniciaba la construcción de una valla permanente en su frontera con Bielorrusia, en el marco de la crisis migratoria en la región, según informaba la portavoz de la Guardia Fronteriza polaca, la teniente Anna Michalska.

“Según el plan, este martes comenzará la construcción de la valla en la frontera con Bielorrusia”, indicaba Michalska en declaraciones concedidas a la agencia de noticias polaca, PAP.

image 58

Michalska detallaba que los trabajos de preparación para la construcción de la valla “se han estado realizando durante algún tiempo”.

La valla, que tendrá una longitud total de 186 kilómetros y una altura superior a los cinco metros y medio, estará lista en junio de este año. La obra, a cargo de la empresa Budimex, costará 644 millones de eslotis (más de 140,7 millones de euros).