18 Abr 2024

Blog

John Cleese se planta ante la censura de ‘La vida de Brian’
DERECHOS Y LIBERTADES, DESTACADA

John Cleese se planta ante la censura de ‘La vida de Brian’ 

Un buen puñado de medios publicaron sin confirmar que Cleese aceptaba recortar una polémica escena de La vida de Brian y ha tenido que salir a desmentirlo

No hay nada que agite más las plumas que un buen escándalo. Pero, ¿qué pasa cuando el escándalo resulta ser tan ficticio como la famosa película que lo envuelve? Esta es la historia del cómico británico John Cleese y su obra maestra, «La Vida de Brian».

Todo comenzó con la noticia de que Cleese, fundador del legendario grupo de comedia Monty Python, estaba adaptando «La Vida de Brian» para el teatro. Las alarmas se dispararon cuando los medios informaron erróneamente de que el cómico planeaba censurar una escena en la que un hombre reivindica su derecho a dar a luz. En palabras de Cleese: «Sorprendentemente, ninguno de los medios británicos me llamó para verificar«.

El origen del malentendido fue un consejo de los actores que, temerosos de herir sensibilidades, aconsejaron a Cleese que omitiera la polémica escena. Sin embargo, el veterano cómico no sólo se negó, sino que publicó en Twitter que no tenía ninguna intención de hacerlo, acusando a los medios de propagar noticias falsas sin contrastar la información.

LOS ANTECEDENTES DE «LA VIDA DE BRIAN»

«La Vida de Brian», sátira del Nuevo Testamento y de la política, ha sido objeto de controversia desde su estreno. El film, que relata la vida de un hombre confundido con el mesías, se enfrentó a la censura y las protestas desde sus inicios, incluso antes de su producción. La EMI, que originalmente iba a producir la película, se retiró dos días antes del inicio del rodaje, obligando a George Harrison, fan de Monty Python, a financiar el proyecto.

A pesar de los problemas, «La Vida de Brian» se convirtió en un éxito y, como señala Cleese, la controversia generó publicidad gratuita: «Los productores tienden a ser como gatos asustados, y no recuerdan que las protestas en Nueva York en su día hicieron que no necesitásemos publicidad«. Esta afirmación, junto con su negación de censurar la obra, demuestra el compromiso de Cleese con la sátira y la libertad de expresión.

EL VERDADERO PELIGRO DE LA DESINFORMACIÓN

El caso de Cleese y «La Vida de Brian» es un ejemplo perfecto del daño que puede causar la desinformación. Sin verificar las fuentes, los medios de comunicación internacionales se apresuraron a difundir una noticia que no sólo era falsa, sino que también podría haber perjudicado la reputación de Cleese y la venta de entradas para la obra. Esta situación resalta la importancia de la responsabilidad periodística y de la necesidad de verificar siempre las fuentes antes de publicar.

**En resumen, John Cleese no tiene planes de censurar su adaptación teatral de «La Vida de Brian». En lugar de dejarse llevar por el miedo a la controversia, el cómico británico sigue defendiendo su creencia

LOS ANTECEDENTES DE «LA VIDA DE BRIAN»

«La Vida de Brian», sátira del Nuevo Testamento y de la política, ha sido objeto de controversia desde su estreno. El film, que relata la vida de un hombre confundido con el mesías, se enfrentó a la censura y las protestas desde sus inicios, incluso antes de su producción. La EMI, que originalmente iba a producir la película, se retiró dos días antes del inicio del rodaje, obligando a George Harrison, fan de Monty Python, a financiar el proyecto.

A pesar de los problemas, «La Vida de Brian» se convirtió en un éxito y, como señala Cleese, la controversia generó publicidad gratuita: «Los productores tienden a ser como gatos asustados, y no recuerdan que las protestas en Nueva York en su día hicieron que no necesitásemos publicidad«. Esta afirmación, junto con su negación de censurar la obra, demuestra el compromiso de Cleese con la sátira y la libertad de expresión.

EL VERDADERO PELIGRO DE LA DESINFORMACIÓN

El caso de Cleese y «La Vida de Brian» es un ejemplo perfecto del daño que puede causar la desinformación. Sin verificar las fuentes, los medios de comunicación internacionales se apresuraron a difundir una noticia que no sólo era falsa, sino que también podría haber perjudicado la reputación de Cleese y la venta de entradas para la obra. Esta situación resalta la importancia de la responsabilidad periodística y de la necesidad de verificar siempre las fuentes antes de publicar.

**En resumen, John Cleese no tiene planes de censurar su adaptación teatral de «La Vida de Brian». En lugar de dejarse llevar por el miedo a la controversia, el cómico británico sigue defendiendo su creencia

LOS ANTECEDENTES DE «LA VIDA DE BRIAN»

«La Vida de Brian», sátira del Nuevo Testamento y de la política, ha sido objeto de controversia desde su estreno. El film, que relata la vida de un hombre confundido con el mesías, se enfrentó a la censura y las protestas desde sus inicios, incluso antes de su producción. La EMI, que originalmente iba a producir la película, se retiró dos días antes del inicio del rodaje, obligando a George Harrison, fan de Monty Python, a financiar el proyecto.

A pesar de los problemas, «La Vida de Brian» se convirtió en un éxito y, como señala Cleese, la controversia generó publicidad gratuita: «Los productores tienden a ser como gatos asustados, y no recuerdan que las protestas en Nueva York en su día hicieron que no necesitásemos publicidad«. Esta afirmación, junto con su negación de censurar la obra, demuestra el compromiso de Cleese con la sátira y la libertad de expresión.

EL VERDADERO PELIGRO DE LA DESINFORMACIÓN

El caso de Cleese y «La Vida de Brian» es un ejemplo perfecto del daño que puede causar la desinformación. Sin verificar las fuentes, los medios de comunicación internacionales se apresuraron a difundir una noticia que no sólo era falsa, sino que también podría haber perjudicado la reputación de Cleese y la venta de entradas para la obra. Esta situación resalta la importancia de la responsabilidad periodística y de la necesidad de verificar siempre las fuentes antes de publicar.

**En resumen, John Cleese no tiene planes de censurar su adaptación teatral de «La Vida de Brian». En lugar de dejarse llevar por el miedo a la controversia, el cómico británico sigue defendiendo su creencia

en la importancia de la sátira y la libertad de expresión. Mientras tanto, este episodio sirve como un recordatorio para los medios y el público de la necesidad de ser críticos con la información que consumimos y compartimos. Porque al final del día, la desinformación puede ser tan dañina como cualquier otro tipo de censura.

LA COMEDIA, UNA ARMA PODEROSA

En una era de creciente polarización y sensibilidad, la comedia como la que produce Cleese es más relevante que nunca. A través de su sátira y humor absurdamente gracioso, Cleese y sus compañeros de Monty Python siempre han conseguido llevar a cabo una crítica social incisiva. Con su rechazo a la autocensura, Cleese demuestra que el humor puede ser una poderosa herramienta de resistencia contra la represión y la corrección política llevada al extremo.

Las palabras finales de Cleese en Twitter dicen más de lo que aparentan: «¿Los fanáticos de Monty Python van a dejar de venir porque estamos haciendo una escena de la que se llevan riendo 40 años?». Más allá de la broma, esta pregunta refleja la esencia de la comedia: el humor, en su forma más pura, es un catalizador para la reflexión, el debate y, a veces, el cambio.

No olvidemos que en tiempos de oscuridad y conflicto, reír es un acto revolucionario. En palabras del propio Brian, el personaje titular de la película: «¡Siempre mira el lado brillante de la vida!».