28 Sep 2022
DESTACADA, INTERNACIONAL

‘No importa la esclavitud’: el himno protesta contra el Mundial de Qatar viral en las redes 

El humorista noruego Rasmus Wold está promoviendo un himno alternativo y crítico al oficial para el Mundial.

El humorista noruego Rasmus Wold lo está «petando» fuerte en redes con su canción alternativa a la del mundial de Qatar, una ferviente crítica, que dará que hablar.

Rasmus Wold compuso, grabó y publicó ‘Never mind the slavery’ (‘No importa la esclavitud’) para protestar sobre las condiciones en las que se construyeron los estadios de Qatar. 

Y es que más de 6.500 trabajadores inmigrantes han perdido la vida en Qatar desde 2010, cuando el país fue designado como sede de la copa mundial de fútbol 2022 y puso en marcha la construcción de una importante infraestructura para el evento, según el diario británico The Guardian.

template 2022 08 09T084907.779 2

Ciudadanos de Nepal, Sri Lanka, India, Pakistán y Bangladesh viajan al emirato para trabajar en la construcción de estadios para albergar los juegos, pero también hoteles, aeropuertos o líneas de transporte. Un promedio de 12 trabajadores migrantes de estas cinco naciones del sur de Asia han muerto cada semana desde la noche de diciembre de 2010 cuando las calles de Doha se llenaron de multitudes extasiadas celebrando la victoria de Qatar en la celebración del evento.

Las cifras se obtuvieron a través de los registros que llevan a cabo estos cinco países, pero el número total de muertos es significativamente mayor, ya que estas cifras no incluyen las muertes de varios países que envían un gran número de trabajadores a Qatar, incluidas Filipinas y Kenia. Tampoco se incluyen las muertes ocurridas en los últimos meses de 2020.

India es el país que registró el mayor número de muertes de trabajadores en el país, con 2.711, seguido de Nepal (1.641), Bangladesh (1.018), Pakistán (824) y Sri Lanka (557).

Es imposible saber cuántos de estos accidentes de trabajo ocurrieron en obras realizadas por la propia organización, que solo reconoce 37 muertes, de las cuales 34 «no están relacionadas con el trabajo», cifra que los expertos no consideran para nada adaptada a la realidad.

En menos de un año, el vídeo oficial del noruego acumula más de 600.000 reproducciones, si bien se ha compartido en TikTokTwitterInstagramamén de en las diferentes plataformas de streaming como Spotify y en prácticamente todas las redes propias y ajenas hasta acumular ya millones de visitas. 

‘No importa la esclavitud’ habla no sólo de las condiciones de los trabajadores, sino también de las leyes homófobas y misóginas que habrá en el país durante la celebración del Mundial.

El calor, factor significativo en las muertes

The Guardian señala que es probable que el intenso calor del verano de Qatar sea ​​un factor significativo en la muerte de muchos trabajadores. Los hallazgos del medio en este aspecto fueron respaldados por una investigación encargada por la Organización Internacional del Trabajo de la ONU que reveló que durante al menos cuatro meses del año los trabajadores enfrentaron un estrés por calor significativo cuando trabajaban al aire libre.

Un informe de los abogados del propio gobierno de Qatar en 2014 recomendó que encargara un estudio sobre las muertes de trabajadores migrantes por paro cardíaco y enmendara la ley para «permitir las autopsias … en todos los casos de muerte inesperada o súbita». El gobierno no ha hecho ninguna de las dos cosas.

Qatar sigue “arrastrando los pies sobre este tema crítico y urgente en aparente desprecio por la vida de los trabajadores”, según indicó al medio Hiba Zayadin, investigador del Golfo de Human Rights Watch. «Hemos pedido a Qatar que modifique su ley sobre autopsias para exigir investigaciones forenses sobre todas las muertes repentinas o inexplicables, y aprobar una legislación que exija que todos los certificados de defunción incluyan una referencia a una causa de muerte médicamente significativa», dijo.

El Gobierno de Qatar pidió a The Guardian que se retractase en un comunicado en el que aseguran que el número de muertes «es proporcional al tamaño de la fuerza laboral migrante» y que las cifras incluyen a los trabajadores que mueren por causas naturales después de vivir muchos años en el emirato. «Sin embargo, cada muerte es una tragedia y hay un esfuerzo para tratar de prevenir cada muerte en nuestro país», dice el texto gubernamental, que también sostiene que en los últimos años la mortalidad ha disminuido entre este grupo y que tiene acceso a salud gratuita. y de «primera clase»

«La homosexualidad no está autorizada» en Qatar 

Nasser Al-Khater, presidente del comité de organización del Mundial 2022 que se celebrará en Qatar el próximo invierno, confirmó que «la homosexualidad no está autorizada» en el país.

Al-Khater ha prometido que los aficionados LGTBI tendrán derecho a viajar y ver los partidos, pero con la condición de que no pueden dar «muestras de afecto en público».

En una entrevista publicada en la ‘CNN’, Nasser Al-Khater ha destacado que «las demostraciones de afecto en público están mal vistas, y eso vale para todos».

«Qatar y los países vecinos somos mucho más recatados y conservadores. Eso es lo que pedimos que respeten los aficionados, y estamos seguros de que así lo harán», continuaba.

«Así como nosotros respetamos las diferentes culturas, esperamos que estas culturas respeten las nuestras. Vendrán a Qatar como aficionados de un torneo de fútbol y pueden hacer todo lo que cualquier otro ser humano haría».

Sobre los problemas en la construcción de infraestructuras para Catar 2022, y todos los obreros que han muerto construyendo estadios a contrarreloj, el presidente del comité de organización del Mundial ha explicado que «la gente también debería reconocer las responsabilidades que Qatar ha tomado para progresar, promulgar leyes, y proteger los derechos de los trabajadores y su bienestar».

A principios de este año pasado, Barun Ghimire, un abogado de derechos humanos con sede en Katmandú cuyo trabajo se centra en la explotación de los migrantes nepaleses que trabajan en el extranjero, dijo a CNN que la difícil situación de los trabajadores laborales nepaleses es «particularmente grave en el Golfo».

«Los trabajadores migrantes de los países más pobres van a Qatar en busca de empleo», dijo,y agregó: «La Copa Mundial de Qatar es realmente la copa sangrienta, la sangre de los trabajadores migrantes».

The Guardian informó a principios de este año que 6.500 trabajadores migrantes han muerto en el país desde que Qatar ganó su candidatura para organizar la Copa del Mundo en 2010, la mayoría de los cuales estaban involucrados en trabajos peligrosos y de bajos salarios, a menudo realizados en condiciones de calor extremo.

Al Khater reiteró que refutó la exactitud del informe, diciendo: «Niego categóricamente las declaraciones de The Guardian».Y agregó: «Esto es algo que debe quedar absolutamente claro. Absolutamente claro. El número de muertes en los estadios de la Copa del Mundo que están relacionadas con el trabajo son tres muertes. Hay poco más de 30 muertes que no están relacionadas con el trabajo».

En Qatar las mujeres apenas tienen derechos y necesitan la tutela de un hombre 

El sistema discriminatorio de tutela masculina que se aplica en Qatar niega a las mujeres el derecho a tomar decisiones clave sobre sus vidas. Así lo recoge el informe de 94 páginas “‘Everything I Have to Do is Tied to a Man’: Women and Qatar’s Male Guardianship Rules” (“Todo lo que tengo que hacer está ligado a un hombre: Las mujeres y las normas de tutela masculina en Qatar), de Human Rights Watch.

El texto denuncia que las mujeres en Qatar deben conseguir el permiso de sus tutores masculinos para casarse, estudiar en el extranjero con becas del Gobierno, acceder a muchos empleos gubernamentales, viajar al extranjero hasta cierta edad y recibir algunas formas de atención de la salud reproductiva.

El sistema discriminatorio que recoge el informe también niega a las mujeres la posibilidad de desempeñarse como tutoras principales de sus hijos e hijas, aunque estén divorciadas y tengan la custodia legal. Las restricciones violan lo establecido en la constitución de Qatar y el derecho internacional.