25 Sep 2022
DESTACADA

Duras críticas al entrenador del Rayo Vallecano Femenino quien insta a una violación grupal: «Convierte al club en cómplice» 

Un día más en que el Rayo Vallecano no ha cesado a su entrenador del equipo femenino.

«¡Qué pasa, equipo! Dos cosas: espectacular la primera parte […] y luego la otra es que este staff, Álvaro, estoy contigo en que es increíble pero nos faltan cosas, nos falta, sigo diciéndolo, hacer una pues como los de la Arandina tío, nos falta ir y que cojamos a una, pero que sea mayor de edad para no meternos en jaris, y cargárnosla ahí todos juntos. Eso es lo que une realmente a un staff y a un equipo. Mira a los del Arandina, iban directos al ascenso. Venga chavales, buen domingo», decía el nuevo entrenador del Rayo Vallecano femenino en un audio.

template 16

Este audio filtrado lo envió a un grupo de WhatsApp con su cuerpo técnico cuando era entrenador de infantiles del club. La conversación es de hace cuatro años, salió a la luz el 25 de noviembre, día contra la violencia de género (el técnico entrenaba por entonces al equipo sub-12 en la Federación madrileña de fútbol) y ha levantado una inmensa polémica después de que el conjunto madrileño.

Cuando hace referencia a los de Arandina cabe recordar que son los tres futbolistas que en 2017 invitaron a una niña de 15 años a su casa y la agredieron sexualmente.

En conversaciones con la Cadena SER, Presa, presidente del Rayo se «defendió» diciendo que ficha “a profesionales y no a personas”, que no va a “entrar en polémicas ni hacer caso a ninguna presión mediática para echar al entrenador”.

A última hora de este martes el club publicó un comunicado en el que Santiso explica que no habló antes “por no tener la fuerza física y mental debido a la magnitud de lo sucedido”.

El entrenador pide perdón y asegura arrepentirse de la “broma desafortunada, machista, imperdonable y muy de mal gusto”, afirma que no tiene ningún antecedente penal y que lleva 15 años trabajando de “manera intachable” en la formación de jóvenes futbolistas.

“Esta actitud de perdón y comprensión que ha mostrado el Rayo Vallecano está impidiendo que me derrumbe y se me destruya como ser humano pese a toda la corriente mediática que está empujando en este sentido por una acción impresentable que tuve hace cuatro años”, proseguía.

En la afición del Rayo el silencio casi cómplice y el no cesar al entrenador ha causado una gran indignación que se ha materializado en redes sociales, protestas y pancartas en el estadio.

«El silencio de directivos y jugadores del Rayo ante la situación que está viviendo su equipo femenino representa una cobarde complicidad con una agresión machista. Toda mi solidaridad con ellas», expresaba Rubén Sánchez.