07 Dic 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

«A Amazon la inflación del 10% le obliga a subir sus precios más de un 30%»: críticas contra el gigante de reparto 

La multinacional de comercio electrónico Amazon subirá a partir del 15 de septiembre el precio de sus tarifas del servicio Amazon Prime en España un 38,6%.

Amazon Prime pasará de costar 36 euros anuales a los 49,90 euros al año, debido «al aumento de la inflación». En el caso de la tarifa mensual, aumentará un 25%, desde los 3,99 a los 4,99 euros, según ha informado Amazon a sus suscriptores esta madrugada a través de un correo electrónico.

amazon el gran estratega que no para de crecer

«Las razones de este cambio son debidas al incremento general y material en los niveles de gasto a causa del aumento de la inflación que afecta a los costes específicos del servicio Prime en España y se deben a circunstancias externas que no dependen de Amazon», afirma la compañía.

Sin embargo, explica Antón Losada que la inflación está en un 10%, pero Amazon sube un 30%: «A Amazon la inflación del 10% le obliga a subir sus precios más de un 30%. Bezos no quería pero es que ganan suficiente dinero. Tenéis que entenderlo», ironiza.

Esta es la segunda subida de precio de Amazon Prime en España desde que comenzó a ofrecer este servicio en el país, cuando pasó de costar 19 euros anuales a 36 euros al año.

En redes se ha vivido una fuerte oleada de críticas contra la compañía:

El escándalo medioambiental de Amazon: destruye millones de artículos en buen estado

Un almacén de Amazon en Escocia destruye millones de productos no vendidos cada año, según descubrió ITV. Televisores inteligentes, ordenadores de alta gama, drones, libros e incluso paquetes de 20.000 mascarillas contra el covid-19 sin utilizar.

El medio británico grabó videos dentro del almacén de la empresa en Dunfermline, que muestran computadoras portátiles, televisores, joyas, auriculares, libros y mascarillas que se cargaban en cajas marcadas con la palabra «destruir».

El ex empleado de la multinacional de Amazon, que logró colar una cámara en los almacenes, afirmó a ITV que a los trabajadores se les asignó un objetivo semanal de destrozar 130.000 artículos. Esto fue corroborado por el medio, que mostró que durante una semana de abril, 124.000 artículos fueron marcados como «destruir».

Más barato destruir

Durante la investigación, ITV también grabó las cajas de productos marcados como «destruir» cargadas en camiones y trasladadas a centros de reciclaje, así como a un vertedero.

«En general, el 50% de todos los artículos están sin abrir y aún en su envoltorio retráctil. La otra mitad son devoluciones y están en buenas condiciones”, explica un exempleado bajo condición de anonimidad. “El personal simplemente se ha vuelto insensible a lo que se les pide que hagan».

El artículo señala que la razón es que a los proveedores de Amazon les resulta más económico deshacerse de esas mercancías que pagar para que permanezcan almacenadas en los centros del mayor minorista en línea del mundo.

Lo que es sorprendente es que la multinacional prefiera destruir los productos a donarlos. Si 130.000 artículos es un promedio semanal, eso se traduciría en más de seis millones de productos marcados para destrucción cada año. En esa misma semana, solo 28.000 productos se marcaron con la palabra «donar».

¿Cero desecho?

Un portavoz del gigante del comercio electrónico comentó al medio que Amazon está trabajando para no tirar artículos y que no se envía nada a un vertedero en el Reino Unido. El vocero agregó que a veces los artículos se envían a instalaciones que queman basura como combustible para la producción eléctrica, una práctica que es más amigable con el medio ambiente que simplemente apilarla en basureros o vertederos.

«Estamos trabajando para lograr el objetivo de cero desecho de productos y nuestra prioridad es revender, donar a organizaciones benéficas o reciclar cualquier producto no vendido», aseguró el portavoz a ITV.