24 Sep 2022
DESTACADA

«Dios dirá si vamos a la cárcel»: Continúan los acosos de los antiabortistas 

Se han convocado nuevas jornadas de acoso ante clínicas abortistas.

Del próximo 2 de marzo al 10 de abril, durante 12 horas seguidas, frente a las clínicas de interrupción voluntaria del embarazo de 19 ciudades se lanzará la campaña de acoso 40 días por la vida’, una iniciativa contra el aborto nacida en EEUU.

Tras la nueva legislación al respecto los antiabortistas han lanzado mensajes como este: «La conocida como ley de criminalización de los provida’ () no ha entrado en vigor. () Os mantendremos informados en todo momento. Por favor, seguid siempre las indicaciones y protocolos recomendados y no tengáis miedo. Viva Cristo Rey!».

«Dios dirá si voy a la cárcel», explica una de las organizadoras para El Periódico.

image 51

Además la asociación ultracatólica Abogados Cristianos divulgó una guía sobre el nuevo escenario. «Puedes ir a rezar ante un centro de abortos explica el texto-. Si te dicen que no puedes, es mentira».

Teóricamente, la nueva ley no debería afectarnos dicen: «No van a proponer que se prohíba rezar. Todavía vivimos en un país democrático. Rezar no es ningún delito».

Sin embargo el medio recuerda que «dicho así, en abstracto, no, no lo es. Pero todo puede cambiar cuando la oración tiene lugar a las puertas de una clínica y pretende obstaculizar el ejercicio de un derecho. A falta de conocer cómo aplicarán los tribunales la reforma, y aquí la iniciativa de 40 días por la vida’ servirá de termómetro, los impulsores de la ley tienen claro que este tipo de rezos se deberían perseguir».

En la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI) consideran que lo que hacen los antiabortistas centrados en la oración es, sin duda, hostigamiento. 

«Por supuesto que pueden rezar, pero no frente a las clínicas. Si los testigos de Jehová se concentrasen junto a los autobuses donde se dona sangre, pidiendo que nadie entre, seguro que lo llamaríamos acoso», ejemplifican.