fbpx
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Agredir a un joven al grito de «Sieg Heil» tras una manifestación ultra no es delito 

La jueza no ve delito de odio en la agresión a un joven entre proclamas nazis tras una manifestación ultra en Valencia

Con la frase «no aparecen visos de la existencia de un delito de odio», la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia sentencia el caso de la agresión ultra a un joven en la calle del Serpis el pasado 1 de mayo tras una manifestación del partido de extrema derecha España 2000, en las proximidades del Campus Universitari de Tarongers.

Los hechos tuvieron lugar tras finalizar la marcha fascista, autorizada por la Delegación del Gobierno en el País Valencià, que convocó España 2000 a las seis de la tarde del 1 de Mayo, y recorrió el casco antiguo de València para terminar ante la plaza dels Furs, a espaldas de Torres de Serranos.

Vicente Casinos Garcés, conocido como el «nazi de El Cabanyal» y vigilante de seguridad en el Hospital Clínico de València, y Jorge Plaza Vallés, miembro del servicio de seguridad de España 2000, fueron detenidos como integrantes de una banda nazi que había propinado una brutal paliza a un joven a primeras horas de la noche del Primero de Mayo.

Las detenciones se produjeron tras la denuncia presentada por la víctima, de 20 años, ante la Fiscalía de Delitos de Odio de València, donde pudo identificar a varios de sus agresores. Además del testimonio de la víctima y de testigos, fueron aportados vídeos de la agresión grabados por los vecinos desde sus balcones. Según el relato de la víctima, huyeron al grito de Sieg Heil (un saludo ‘a la victoria’ empleado por los nazis desde tiempos del Tercer Reich) y amenazando a los vecinos que grabaron el ataque.

Marcha ultra el pasado 1 de mayo en el barrio de El Carme de Valencia. Créditos: ElDiario.es
Marcha ultra el pasado 1 de mayo en el barrio de El Carme de Valencia. Fuente: España 2000 (Twitter) Créditos: ElDiario.es

Vicente Casinos y Jorge Plaza, fueron detenidos como presuntos autores de sendos delitos de amenazas, lesiones y otros tantos contra los derechos fundamentales y libertades públicas. 

La Policía Nacional detuvo a Vicente Casinos Garcés, histórico ultraderechista y vigilante de seguridad del Hospital Clínico de Valencia, y a Jorge Plaza Vallés, miembro del servicio de orden de España 2000, por el ataque. Los ultras, En la marcha convocada por España 2000, celebrada pocas horas antes de la agresión, se exhibió abundante simbología fascista.

Delito de lesiones

A pesar de lo evidente, la jueza considera que se trata tan solo de un presunto delito de lesiones a pesar de que la Fiscalía sostiene que también constituye un delito de amenazas en concurso con un delito de odio. «No coincide la instructora con la apreciación del Ministerio Público sobre los hechos y ello a pesar del abultado atestado confeccionado por la Brigada Provincial de Información de Valencia», reza el auto al que ha tenido acceso ElDiario.es.

«Al parecer, la Policía conocía a alguno de los autores de los hechos por constituir algún tipo de grupo de ideología de extrema derecha y del grupo conocido como Yomus», agrega la instructora, según el medio.

Los jóvenes habían quedado con unos amigos para tomar unas copas, según el escrito. «El encuentro era meramente ocasional, no buscado ni por los agresores ni por los agredidos, en donde no aparece ningún motivo político, ideológico, racial, religioso para la agresión», agrega la titular del Juzgado.

Un grupo numeroso con «estética neonazi» se acercó «con tono y actitud amenazante» -reza el escrito- a los jóvenes reunidos para tomar unas copas. Intentaron huir pero uno de ellos fue alcanzado y recibió un fuerte puñetazo. Fue amenazado por Vicente Casinos Garcés, alias El Feo, un veterano militante de la extrema derecha. El Feo le dijo: «¿Quieres que te clave la navaja?». Toda la escena fue recogida en vídeo.