fbpx
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Perro no come perro: Carlos Herrera apoya la teoría más loca de Abascal 

La extrema derecha y su prensa afín intentan desviar la atención y la responsabilidad de la marcha nazi.

Este sábado por la tarde en el barrio madrileño de Chueca varios grupos de neonazis se han manifestado entre proclamas homófobas y racistas como «fuera maricas de nuestros barrios», «fuera sidosos de Madrid» o «tú no eres español porque no eres blanco».

La marcha, que fue convocada por la asociación vecinal ultraderechista Madrid Seguro en contra de las ‘Agendas 2030/2050’, ha sido seguida por grupos neofascistas como Plataforma Cultural-ñ, El pueblo por la verdad y el partido de ultraderecha España 2000.

Varios han sido los usuarios que han compartido en redes sociales las imágenes de la manifestación mostrando su indignación. También varios representantes políticos han condenado la marcha a través de su cuenta de Twitter.

La ministra de igualdad, Irene Montero, ha pedido «unidad institucional para proteger a las personas LGTBI y todos sus derechos». «No estáis solas. Nazis nunca más». La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, también ha condenado la marcha en Twitter: «Somos muchas más las que defendemos un país en el que todas las personas tengan derecho a ser quienes son libremente, en el Gobierno, en todas las instituciones y también en las calles. Nos tendrán enfrente».

Carlos Herrera apoya la teoría de Abascal sobre el origen de la concentración del pasado sábado contra el colectivo LGTBI
Carlos Herrera apoya la teoría de Abascal sobre el origen de la concentración del pasado sábado contra el colectivo LGTBI

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha dicho en un tuit: «Estos descerebrados que gritan brazo en alto ‘fuera maricas de nuestros barrios’ sólo son la punta de lanza de la ola reaccionaria. Algunos señalan a los más vulnerables mientras otros juegan a la equidistancia. Hay que defender la libertad, calle a calle».

El exvicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha aprovechado su tuit para cargar contra los homenajes a los etarras: «Filoterroristas homenajeando a asesinos con el silencio de unos y nazis desafilando por Chueca con el silencio de otros. Todo el mismo día. Pero es Ciudadanos el malo de la película, el de los errores imperdonables, el que sobra del panorama político. Al que hay que laminar».

Abascal: «Eso apesta a cloaca socialista»

Por su parte, el líder de VOX, Santiago Abascal, definió al grupo de neonazis que se manifestó este sábado en el madrileño barrio de Chueca como una «banda de locos y de fanáticos gritando barbaridades que no representan a ningún español». Abascal añadía a sus comentarios una loca teoría, viendo quién participaba en la marcha nazi: «Eso apesta a cloaca socialista, no tengo ninguna duda», decía.

Y desarrollaba su lamentable idea: «Sobres con balas, navajitas, montajes estilo Malasaña, cuatro lunáticos gritando atrocidades en Chueca. Todo apesta a cloaca socialista. No quieren que se hable del atraco socialista en el recibo de la luz, de sus pactos con golpista o de los homenajes a etarras de sus socios», dijo Abascal.

Carlos Herrera tiene dudas de que la marcha no fuera «un bulo de PSOE y Podemos»

Quien se ha pronunciado también sobre la manifestación del sábado ha sido el periodista Carlos Herrera, quien se suma a Abascal para crear confusión entre quienes les escuchan y dice tener serias dudas de que la marcha no fuera «un bulo de PSOE y Podemos»

«Vamos a creer que eran nazis de verdad y no un atrezzo del enésimo bulo que alimenta el PSOE-Podemos para compensar el descrédito con episodios como lo de Mondragón o para estigmatizar a sus rivales del centro derecha», ha señalado Herrera después de condenar que fuera una «manifestación autorizada» y que en ella se dijeran auténticas «barbaridades contra el colectivo homosexual».

«Qué curioso que ese día de la manifestación de esos tíos no hubiera nadie de la gente antifascista como le hicieron a los que se manifestaron en Mondragón a favor de las víctimas. El odio del país vasco sí está institucionalizado, porque tiene el respaldo de partidos y de una parte de la sociedad y acción u omisión de las instituciones del Gobierno vascas y españolas», ha añadido el locutor de la Cope.