07 Dic 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

La aplaudida reacción de una taxista al ver que una joven es agredida cuando iba a subir al taxi 

La taxista le ha dicho a la madre de la joven que tiene dos hijas y que cuando trabaja por la noche todas las chicas son sus hijas

La periodista Sonia Illán ha compartido a través de un hilo en Twitter lo que le ha ocurrido este viernes a su hija Lucía después de pedir un taxi para volver a su casa mientras esperaba en la puerta de un hotel de Murcia.

«Mi hija @lampyridaa me ha pedido que haga este🧶.Lo primero que quiero es dar las gracias a la taxista que esta noche decidió llamar a la Policía para que asistieran a Lucía. Ella está bien pero hemos denunciado los hechos. Os lo cuento:»

«Anoche mi hija pide un taxi para regresar a casa. Se encuentra en la puerta de un conocido hotel de Murcia. Llega el taxi y cuando se acerca para comprobar que es el suyo se abalanza sobre el vehículo un matrimonio de unos 60 años muy elegantes que salían de una boda en el hotel».

La aplaudida reacción de una taxista al ver que una joven es agredida cuando iba a subir al taxi
La aplaudida reacción de una taxista al ver que una joven es agredida cuando iba a subir al taxi

«Con cero elegancia la pareja en cuestión comienza gritar a mi hija diciendo que ese taxi es suyo, llamándola fresca y más insultos. De forma educada (Lucía es así) les dice que quiere comprobar si es el suyo. La taxista en ese momento cierra las puertas del taxi2.

«Confirma que el taxi está pedido por mi hija y la invita a entrar dentro. En ese momento el hombre, con el apoyo de su pareja, sigue gritando e insultándola. La pobre le dice, a pesar de que el taxi era el suyo, que entendiera que estaba sola y era muy tarde».

«¿Qué hizo el señor? De forma cada vez más violenta siguió quejándose de la espera por un taxi, agarró fuertemente a mi hija y le dio un manotazo en el brazo. Lucía le exigió que no la tocara y que no lo volviera hacer, pero el caballero hizo caso omiso y siguió gritando».

«Y es aquí donde entra en juego una persona a la que estaré eternamente agradecida, la taxista. Lucía se monta en el coche pero ya no podía ni respirar del nerviosismo. El hombre sigue cabreado en el exterior y la taxista decide bloquear las puertas».

«Esta profesional al ver el estado de ansiedad en el que estaba Lucía tomó la decisión que mi hija no podía tomar: llamar a la policía. En cinco minutos estaban allí. La taxista mientras tanto avisó a su compañero para que no moviera el taxi al que ya se iba a subir el matrimonio».

«La policía paró el taxi en el que ya estaba montado el matrimonio, identificó al agresor y trataron de forma exquisita a mi hija informándole de cómo denunciar. Esta mañana hemos cursado la denuncia. La taxista se ofrecido como testigo».

«En la vida pensé que entre los peligros que mi hija podía encontrar de noche estaba el trato violento de un señor, jaleado por su señora, elegantemente vestidos, saliendo de un hotel de lujo».

«La taxista una mujer árabe, que lleva años de profesión, me ha dicho hoy lo siguiente: ‘Tengo dos hijas y cuando trabajo por la noche todas las chicas son mis hijas’. Gracias, gracias, gracias».

La historia ha triunfado en Twitter y ya acumula más de 8.000 «me gusta», más de 2.600 «retuits» y cientos de comentarios.