fbpx
INTERNACIONAL

Biden autoriza una venta de armas a Israel de más de 600 millones de euros 

El acuerdo plantearía la entrega de armamento de precisión al ejército israelí

El Gobierno de Estados Unidos ha aprobado una venta de armas por valor de 735 millones de dólares (algo más de 600 millones de euros) a Israel, en un acuerdo que ve la luz en plena escalada de violencia ante el pueblo palestino, con más de 200 muertos.

El acuerdo fue notificado por la Administración de Joe Biden al Congreso el 5 de mayo, según varias fuentes consultadas por el diario ‘Washington Post’. Fue por tanto casi una semana antes de que comenzase el cruce de ataques a ambos lados de la frontera de Gaza.

El Gobierno está obligado a notificar este tipo de acuerdos al poder legislativo y, habitualmente, no trasciende hasta que el Congreso le haya dado un visto bueno informal. Tras la notificación, los legisladores tienen 20 días para plantear objeciones.

el retorno de estados unidos la esperanza biden

Malestar entre varios congresistas

Varios congresistas ya habrían expresado su malestar por este paso, a pesar de que tradicionalmente la clase política estadounidense ha sido pro israelí y ha mantenido mensajes prácticamente comunes a ambos lados del espectro político, tanto demócrata como republicano.

Un demócrata que forma parte de la Comisión de Exteriores de la Cámara de Representantes ha puesto en cuestión tanto el fondo del acuerdo como el momento en que se ha anunciado. «Permitir que siga adelante este plan para vender bombas inteligentes sin presionar a Israel para que acuerde un alto el fuego solo aumentará la masacre», ha lamentado.

Esta fuente ha hecho hincapié no solo en el fallecimiento de «muchos civiles» en la Franja como consecuencia de los bombardeos israelíes, sino también la destrucción del edificio que albergaba las oficinas de la agencia de noticias estadounidense Associated Press.

Biden ha enviado a un alto cargo de su Gobierno a la zona para conocer de primera mano la evolución de la escalada de tensiones, al tiempo que ha mantenido contactos con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

El actual inquilino de la Casa Blanca aún debe terminar de definir su política sobre este conflicto tras los constantes gestos brindados a Israel por su predecesor, Donald Trump, que ordenó incluso el traslado de la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.

Más de 200 palestinos asesinados

Desde el inicio de este nuevo ciclo de violencia el 10 de mayo, han sido asesinados más de 200 palestinos, entre ellos decenas niños, y 10 personas en Israel, en tanto el Consejo de Seguridad de la ONU sigue sin proponer soluciones al conflicto.

“Este insensato ciclo de derrame de sangre, de terror, de destrucción, debe cesar inmediatamente”, declaró el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, al abrir una sesión de urgencia del Consejo de Seguridad. Afirmó temer que la violencia “desate una incontrolable crisis” en la región.