El medio británico analiza en profundidad las investigaciones del fiscal suizo Yves Bertossa en torno a los 100 millones de dólares que Juan Carlos I recibió del rey de Arabia Saudí, su relación con Corinna Larsen, la utilización de los paraísos fiscales para ocultar la fortuna o la crisis tras Botsuana.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La reputada BBC se ha hecho eco de las informaciones sobre el ‘caso Juan Carlos I’ con un amplio reportaje en el que destaca los problemas que han creado a la Monarquía española las informaciones sobre la «fortuna oculta en Suiza» del emérito.

El periodista inglés James Badcock expone en un extenso reportaje la situación en la que está y en la que puede quedar la Casa Real con una clara frase: “Un legado en ruinas”. El texto recoge las investigaciones del fiscal suizo Yves Bertossa en torno a los 100 millones de dólares que Juan Carlos I recibió del rey de Arabia Saudí, relacionados con una presunta comisión procedente del contrato del AVE a la Meca.

La investigación ha permitido descubrir dos cuentas en Suiza, la de la Fundación Lucum, de la que salió la donación a Corinna Sayn-Wittgenstein, a la que el prestigioso medio británico define como la «ex amante» del emérito, y la de la Fundación Zagatka, con sede en Liechtenstein.

La BBC sitúa el comienzo del fin de Juan Carlos, «cuándo empezaron a torcerse las cosas», en el comienzo en el accidente de caza que sufrió en 2012 mientras abatía elefantes en Botswana. Un hecho que coincidió, como destaca el reportaje, con una España en la que el paro llegaba al 24% «en la peor recesión desde que Juan Carlos pilotase el país hacia la democracia». Poco después «los españoles se enteraron de que además estaba con su amante» en el país africano «a cuenta de un magnate Saudí».

Su vida «secreta», como la define el medio, salió así a la luz, y a ello contribuyó el escándalo de su yerno Iñaki Urdangarin que le llevaría a la cárcel en 2018. El desenlace de los escándalos, agravados por sus problemas de salud, acabarían en junio de 2014, «pero lo peor aún estaba por llegar», afirma el corresponsal.

El «peor» punto, según el medio británico, estaba en la publicación de las grabaciones de la conversación que mantuvo el ex comisario José Villarejo con Corinna, quien relata con todo lujo de detalles los esfuerzos de Juan Carlos I por ocultar su fortuna, los esfuerzos del CNI por intentar tapar el asunto, los regalos recibidos de sus amigos árabes y su escasa conciencia de «lo que era legal y lo que no lo era».

Felipe VI y la austeridad

Señala también el reportaje que Felipe VI busca que la sociedad considere la Casa Real como aceptable a pesar de los desmanes de la corona, y por eso ha tratado de parecer mucho más “austero”. Sin embargo, es difícil mostrar distancia, cuando ambos viven en Zarzuela, por lo que está sobre la mesa una posible salida al extranjero del emérito.

Sin embargo, el nombre de Felipe VI aparece entrecruzado con las distintas polémicas. En las fundaciones Lucum y Zagatka, ubicadas en paraísos fiscales como Panamá y Liechtenstein, aparece como beneficiario.

En marzo, el monarca emitió un comunicado rechazando esa “herencia”, aunque la prensa señaló lo llamativo de que renunciase a ella una vez destapado el escándalo, no antes.

Publicidad