Corinna Larsen fue preguntada durante un interrogatorio sobre esta transferencia y esta aseguró desconocerla.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Tal y como desvela El País, el fiscal suizo Yves Bertossa investiga una transferencia de 3,5 millones de euros desde la cuenta suiza de Juan Carlos I, a nombre de la fundación panameña Lucum en la banca privada Mirabaud, a una cuenta en el paraíso fiscal de Bahamas.

La cuenta pertenece al abogado Dante Canónica, conocido por asesorar a varios grupos familiares importantes, entre ellos, a la Casa Real. El fiscal sospecha que el dinero terminó en otras cuentas con titulares desconocidos, según documentos de la investigación a los que ha tenido acceso el medio. El fiscal suizo preguntó a Corinna Larsen en su interrogatorio sobre esta transferencia y esta aseguró desconocerla.

El fiscal suizo preguntó a Larsen sobre esta transferencia y esta respondió así: “Ignoro si una parte de los haberes de la fundación Lucum (de Juan Carlos I) han sido transferidos a cualquier otro. Me informáis de que 3,5 millones han sido transferidos en favor del señor Canónica… Yo no he sido informada de eso”, remató.

Bertossa ha logrado seguir la pista de los 64,8 millones que, en junio de 2012, Juan Carlos I ordenó con su firma que se transfirieran a una cuenta de la sociedad Solare de Corinna Larsen en el Banco Gonet & Cie en Nassau (Bahamas), pero hasta ahora no se ha desvelado la incógnita de por qué antes del cierre de la cuenta de Juan Carlos I se transfirieron 3,5 millones a la cuenta de la sociedad Dolphin de Canónica en el banco suizo Pictet & Cie en Nassau (Bahamas).

En busca de acreditar un presunto delito de blanqueo, la investigación suiza se centra en examinar los pagos millonarios que fueron desde la cuenta del entonces jefe del Estado a la de su examiga en el banco Mirabaud, en el HSBC y en la filial del Gonet & Cie en Bahamas.

Publicidad