21 Ene 2021
DERECHOS Y LIBERTADES

La privatización de la educación universitaria avanza imparable en España 

La privatización de la educación universitaria va ganando terreno y ya suponen el 40% de las instituciones universitarias. Este hecho se debe a que los centros privados han visto un crecimiento casi exponencial desde que se creó la última universidad con fondos públicos en 1998. Hablando en cifras, en los últimos 20 años, el número de centros de educación superior privados se ha multiplicado por 5 hasta llegar a ser 37 en total.  

Artículo original de Eulixe

Históricamente, el Estado español tuvo 4 universidades privadas (Deusto, Pontificia Comillas, Pontificia de Salamanca y Navarra), situación que se mantuvo hasta principios de la década de los 90. Para 1995, el número subió a 7 y a partir de entonces el crecimiento se aceleró: 22 en 2004, 28 en 2010 y 33 en 2014. Resumiendo, en los últimos 20 años, el número de centros de educación superior privados se ha multiplicado por 5 hasta llegar a ser 37 en total (30 de abril de 2020). Si se compara la relación de 50 públicas y 18 privadas que existía en 1998, podría decirse que la balanza se está equilibrando actualmente.

AVANZA LA PRIVATIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA: ALGUNOS EJEMPLOS RECIENTES

  • Bilbo: La Universidad de Deusto y el nuevo Grado en Medicina

La Universidad de Deusto ha introducido 80 plazas para el nuevo Grado en Medicina, según anunció este centro, un hecho polémico ya que la única autorizada hasta la fecha para impartir el grado era la UPV/EHU (nota de corte de 12,332 de 2019) .

El Colegio de Médicos de Bizkaia aseguró, al respecto, que «no hacen falta más graduados o graduadas en Medicina, ya que hay más personas egresadas que plazas MIR, por lo que de seguir esta evolución, se corre el riesgo de encontrarse en pocos años con un escenario parecido al que tuvo lugar en los años 80, con más 20 000 profesionales en paro que no habían podido terminar su formación».

Han señalado que aumentar el número de estudiantes «no solucionaría el problema del déficit provocado por las jubilaciones, ya que quienes ingresaran ahora en las facultades no completarían su formación hasta dentro de 10 años, en 2028-2029, cuando el grueso de jubilaciones se va a producir de aquí a 2026″. De esta manera, ponen en duda que hagan falta más facultades de Medicina que las 44 que existen en la actualidad, que ya están «produciendo más aspirantes que los que el sistema puede absorber».

«Las universidades privadas se aprovechan. Saben que hay gente que pagaría lo que sea por estudiar la carrera. No piensan que esa gente lo tendrá difícil para trabajar en el futuro, y no se lo dicen. Además, el estudiante de medicina por naturaleza tiende a pensar que no va a ser él el que se quede fuera, todos son buenos estudiantes en el colegio»- Marta Barros, graduada en Medicina por la UPV/EHU.

El Consejo de Estudiantes de la facultad de Medicina y Enfermería de la UPV/EHU calificó como «inadmisible» la nueva facultad, porque según indican, «no tiene sentido que Euskadi forme a más estudiantes de los que puede absorber el sistema MIR».

No es ético abrir una nueva facultad privada en Deusto frente a las dificultades para financiar la Facultad pública de Basurto que han generado el Gobierno vasco y la Diputación de Bizkaia. No hay motivos para abrir la matriculación en septiembre de un grado asociado a un centro médico que aún no tiene ni las camas ni las especialidades necesarias. La única solución a la falta de médicos es el incremento de plazas MIR para aumentar el número de especialistas en el sistema público de salud, y acabar de una vez con las bolsas de médicos sin especialidad, en paro y en precariedad. Deusto carece de un Hospital Universitario acreditado para desarrollar las prácticas universitarias de los estudiantes […] – Consejo de Estudiantes

  • Vitoria-Gasteiz: European University Gasteiz

El sindicato de la enseñanza Steilas alertó el mes de julio que la tramitación administrativa para crear en Gasteiz la «European University Gasteiz (Euneiz)», sigue avanzando y que la apertura de este centro es «un paso más hacia la privatización de la universidad pública».

El proyecto Euneiz, que promueve el equipo Baskonia-Alavés, con la colaboración de las universidades privadas de Girona y Tarragona, duplicará los grados de Fisioterapia y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, que ya oferta la UPV/EHU, el segundo en el campus de Araba, agrega este sindicato. Lo mismo ocurre con los grados del área de Creación de Contenidos Digitales, con estudios similares en la UPV/EHU también en Gasteiz.

Steilas se opone rotundamente a este proyecto, ya que viene a hacer lo que la mayoría de las universidades privadas hacen: negocio bajo el pretexto de una demanda insatisfecha […]. Ofrecerá estudios que ya existen en la pública y que tienen mucha demanda, para entrar en competencia con ella y debilitarla como consecuencia de una financiación cada vez más escasa – Steilas

  • Madrid: a por la 12ª universidad privada

A mediados de Noviembre, Madrid dio luz verde a la 12ª universidad privada en la región gracias a los votos de PP, Cs y Vox. La comunidad cuenta con casi la mitad de universidades privadas de todo el Estado, el doble que dé públicas.

En este caso, la Universidad Internacional de la Empresa (UNIE) es la cuarta universidad privada que propone el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid en los últimos 15 meses, tras la aprobación el pasado 7 marzo de 2019 por la Asamblea de Madrid de la creación de tres nuevos centros privados: ESIC Universidad y Universidad Internacional Villanueva  (vinculadas a organizaciones religiosas), y CUNEF Universidad (gestionado por la Fundación de la Asociación Española de Banca).

La promotora de esta nueva universidad privada es la entidad Ontreo Plus, S.L.U, perteneciente al Grupo Planeta de Agostini que, con esta iniciativa, pretende establecerse en la Comunidad de Madrid e impartir enseñanza de carácter presencial. Los promotores del proyecto tendrán cuatro años para solucionar los requisitos de calidad y después, sin pasar por un control de la Fundación Madri+d o el Consejo Universitario, podrán seguir adelante.

La universidad ofrecerá titulaciones como Administración y Dirección de Empresas, Periodismo o Turismo que ya se estudian en Madrid. No ofrece nada nuevo, pero sobre todo no cumplen con los estándares de calidad. Es una chapuza. Para empezar la Administración ha utilizado un procedimiento exprés que solo se utiliza para casos excepcionales y lo ha traído deprisa y corriendo en medio de la pandemia. No hay ninguna necesidad real – Clara Ramas, portavoz de Más Madrid

  • Galicia: Universidad Intercontinental de la Empresa

El pasado 25 de noviembre, Manuel Castells, al frente del Ministerio de Universidades, dio luz verde para que la «Universidad Intercontinental de la Empresa» proyectada por el banco ABANCA comience a dar clases y firmar títulos universitarios. Tendrá su sede administrativa en Santiago y contará con sendos campus en A Coruña y Vigo.

Desde las tres universidades gallegas se mantendrá la alerta en torno a todo lo que suceda con esta nueva competencia que se presenta en la comunidad. La universidad de ABANCA llega en un momento donde se debate la necesidad de la creación de una universidad privada en Galicia, debido a que las inversiones para la pública han caído, mientras esta sigue perdiendo alumnos y cerrando grados.

USC, UDC y UVigo ya hicieron público su rechazo a estos planes, al igual que sindicatos, formaciones políticas y estudiantes, que con diversas protestas llenaron los campus gallegos de proclamas contra la Xunta y contra la privatización de la enseñanza universitaria.

Educación Universitaria

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE LAS UNIVERSIDADES PRIVADAS  

Como es bien sabido, el precio de la matricula en las universidades privadas es mucho más alta que en las universidades públicas. El precio medio de un grado ronda los 10.000 euros por año.

Si tomamos, por ejemplo, el caso del Grado en Derecho  (4 nivel de experimentación) en el País Vasco, el coste total del primer año es de 947,76 en la UPV/EHU (pública), mientras que en la de Deusto (privada), cuesta 7.260 euros, es decir un 666.02% más.  

Por poner otro ejemplo, la matrícula del Grado en Medicina (1 nivel de experimentación) costaba de media 16.894 euros/año en el Estado español en el curso 2017-2018 en la universidad privada, llegando a superar los 20.000 euros en algunas de ellas. Mientras, en Cataluña (una de las comunidades más caras), la factura en la universidad pública llegaba a los 2.372 euros en el mismo periodo.  

Esta misma lógica en la diferencia de precios se puede aplicar al resto de las universidades privadas que salpican la geografía española. «Cada una [de las universidades privadas] pone el precio que estima oportuno de acuerdo a sus intereses», sostiene Martí Parellada, catedrático de Economía Aplicada y autor de los informes de análisis universitario de la Fundación CyD. 

El hecho de que no se necesite, en la mayoría de los casos, una nota de corte para acceder a este tipo de universidades (si que existen pruebas de acceso, no obstante), hace que el nivel socioeconómico del alumno cuente más que su rendimiento académico en el bachillerato y en la selectividad. Por ejemplo, para acceder a las carreras universitarias publicas donde la nota de corte es alta o muy alta, por ejemplo, el alumnado asume una carga de trabajo excepcional tanto en el bachillerato como en la selectividad  para poder estudiar la carrera. Sin embargo, la universidad privada ofrece la misma titulación a las personas que superen las pruebas de acceso y que puedan costearse la carrera.  

Por otro lado, existe la idea (errónea) de que la calidad de la enseñanza es mejor en las universidades privadas, o que simple y llanamente las universidades privadas «son mejores». Sin embargo, según la lista efectuada por el diario El Mundo en referencia a las mejores universidades de 2019, entre las 10 primeras hay solamente dos privadas.

La universidades privadas, no obstante, sí que pueden ofrecer mayor empleabilidad en determinadas titulaciones. Según menciona un informe del Ministerio de Educación sobre empleabilidad y afiliación a la Seguridad Social de los egresados universitarios, «un amplio conjunto de universidades privadas proceden del ámbito empresarial, por lo que establecen con mayor facilidad redes relacionales con este sector que les pueden permitir disponer de un mayor dispositivo de prácticas en empresas que facilitan a los graduados la incorporación al mercado laboral».

Sin embargo, el mismo informe llama a la prudencia porque la diferencia de inserción laboral entre carreras de universidades privadas y públicas era sólo de seis puntos (69% vs 63%) para los egresados en 2014, en plena crisis.

Eulixe

Deja una respuesta

Required fields are marked *