29 Feb 2024
DESTACADA, INTERNACIONAL

Imágenes que evidencian la desesperación que provoca la sanidad privada de Estados Unidos 

El vídeo viral de un hombre huyendo, supuestamente, para no pagar en la sanidad privada de Estados Unidos, que refleja el desespero de los ciudadanos del país.

Recientemente Camille Johnson, de 25 años, una influencer norteamericana en YouTube dio a conocer lo que, afirma, le sucedió a su hermana: “Mi hermana pequeña ha estado luchando mucho últimamente con un problema de salud y, finalmente, pudo ver un médico. Le cobraron 40 dólares por llorar”, dijo en un twit.

image 111

Adjuntó con ello una factura donde se desglosa el precio de los servicios recibidos por su hermana, entre los cuales se incluye un “breve comportamiento emocional” y, al lado, el monto económico el precio de 40 dólares.

En el hilo de la publicación, Camille detalló que su pariente padece de una “enfermedad rara” y aseguró que se “conmocionó porque se siente frustrada e indefensa”. En tanto, agregó: “Una lágrima y le cobraron 40 dólares sin siquiera preguntarle por qué estaba llorando, sin tratar de ayudarla ni haciéndole ninguna evaluación, receta, ni nada”.

template 49

Asimismo, explicó que, en dicha consulta, esta persona no se sometió a una evaluación emocional/de comportamiento, la cual mide la salud mental del paciente en busca de signos de trastorno por déficit de atención/hiperactividad, depresión, ansiedad, riesgo de suicidio o abuso de sustancias, el mismo que cuesta más que un examen de hemoglobina, según la youtuber.

En declaraciones a The Independent, la influencer aseguró que su hermana no fue evaluada, pese a que el galeno notó las lágrimas, pero no hizo nada al ver este cuadro: “No la evaluaron por depresión u otras enfermedades mentales, ni hablaron sobre su salud mental con ella. Nunca habló con un especialista, no fue derivada a nadie, no le recetaron nada y no hicieron nada para ayudarla con su salud mental”.

Los informes aseguran que la hermana de Camille cuenta con un seguro médico de parte de su padre, pero la familia está muy indignada con el trato recibido: “Necesitamos un cambio drástico en la industria de la salud y pensé que compartir una historia de la vida real en línea sería una buena manera de abrir la conversación y ayuda a abogar por el cambio. Realmente, espero que este tuit pueda incitar a mejorar nuestro sistema de atención médica y ser una advertencia para el futuro”.

En respuesta a este hilo un hombre publicó el vídeo, que según dice, huye de la ambulancia «para no pagar la factura sanitaria».

«Con la Sanidad absolutamente privatizada, una enfermedad medianamente relevante, una intervención, incluso una atención puntual en ambulancia, puede llegar a arruinar a cualquiera que esté en Estados Unidos», explican desde Zeleb.

«Aquellos que en determinados puntos de España eligieron libertad por encima de servicios públicos, han visto cómo su Sanidad se ha deteriorado hasta extremos desconocidos jamás. Citas con el médico de cabecera a tres semanas vista, citas con especialistas con márgenes de hasta dos años y una deriva privatizadora indisimulada que quiere llevar la Sanidad al repugnante modelo estadounidense, con el aplauso de quienes, precisamente, sufren las consecuencias de esta acción», advierte el medio.

«Quien quiera más ejemplos, no tiene más que buscar algunas de las facturas de pacientes estadounidense que han pasado el Covid-19 y cómo, en algunos casos, éstas han llegado a superar el millón de dólares. Cierto es que en España se dejó morir, como ha quedado demostrado, a miles y miles de ancianos por no tener seguro privado, lo cual es mucho peor que una factura millonaria. Sea como sea, ambas situaciones deberían llevar a la ciudadanía a una profunda reflexión que a muchos parece costarles más de lo que resultaría obvio», concluye.

El vídeo es de 2021 y al parecer el hombre no se encontraba herido, pero en las respuestas al hilo se pueden encontrar cientos de imágenes y relatos que evidencian la situación de la sanidad privada en norteamerica: