fbpx
DESTACADA

Condenados a siete años de prisión por agredir a dos neonazis que iban “de caza” de menores migrantes 

El juzgado ha condenado a tres jóvenes migrantes después de agredir a dos neonazis que iban “de caza” de menores migrante.

Según ha informado Ter García , «el Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid ha condenado a siete años de prisión y al pago de 4.100 euros en concepto de indemnización a dos jóvenes migrantes por agredir a dos personas de ideología neonazi que habían salido a la caza” de menores extranjeros no acompañados, según ellos mismos afirmaron en su declaración ante la policía. Los agentes habían intervenido armas a los ultraderechistas momentos antes».

La sentencia ha sido difundida desde la misma organización de Bastión Frontal, «Condenados los agresores de los Camaradas de @bastionfrontal a las máximas penas:7 años de prisión, orden de alejamiento futura, responsabilidad civil de 4.100€, costas y expulsión España y prohibición de entrada durante 10 años. ¡HAY DEFENSA!», afirmaban

El pasado 14 de octubre de 2020 en la zona de San Blas un atestado policial, indica El Salto, «las dos personas de ideología de extrema derecha habían acudido a las inmediaciones de la parada de metro de Las Rosas con el objetivo de localizar a menores no acompañados».

“Los dos chavales nazis son conocidos del barrio: Pepe y Luis y tienen entre 19 y 23 años. Lo sabemos por las redes sociales. Ahora se presentan como víctimas, pero fueron a pegar a los menores por ser inmigrantes. Y si vienen a pegarte, o corres o te defiendes. Y como eran cuatro, pues se defendieron”, explicaba entonces a El Salto Shay, joven activista del colectivo San Blas-Canillejas en Lucha.

Estos llegaron a agredir con cascos de moto a cuatro menores de origen marroquí, que huirían ante el acoso perpetrado por los neonazis.

neonazi

Sin embargo, los dos neonazis afirman a la policía que, en un momento dado, la carrera cambia de sentido y  fueron ellos los perseguidos por los menores extranjeros. «Los jóvenes marroquíes dejaron de perseguirlos y poco después los dos neonazis fueron interceptados por una patrulla de policía», explica El Salto.

En el mismo atestado policial se señala que la policía intervino a los dos neonazis una navaja y una porra extensible, dejándoles marchar. Pero, «la noche continuó y, de camino a sus casas, se encontraron con otro grupo de menores migrantes que, según afirman los nazis, les golpearon con palos, piedras y adoquines», sentencian desde El Salto.

Cabe recordar que hoy mismo se conocía la noticia de la incautación de más armas en el local de los neonazis de Bastión Frontal en San Blas, la organización neonazi que actúa en San Blas.