Vox admite que se financió con fondos de simpatizantes de una ex organización terrorista iraní

El secretario general de la formación ultradererechista, Javier Ortega Smith, asegura que los donativos fueron “transparentes” y que se encuentran publicados en la página web del partido

Según la agencia EFE, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha asegurado hoy que toda la financiación de la campaña de las elecciones europeas de 2014 fue aprobada por el Tribunal de Cuentas, y, por tanto, los donativos fueron «legales y transparentes». De esta manera ha salido al paso de la información publicada este domingo por el diario EL PAÍS, en declaraciones a los medios de comunicación minutos antes del inicio del mitin que ha ofrecido en el Hotel NH La Merced de Burgos.

El número dos de Vox ha señalado que en 2014 percibieron que a los fondos de campaña estaban llegando donativos individuales, que nunca superaron el máximo permitido, de «disidentes contrarios a la dictadura teocrática de Irán», algo que pusieron «en conocimiento del Tribunal de Cuentas para que analizase que cumplían con la legalidad». Ortega Smith ha indicado que todos esos donativos iban encaminados a «apoyar al que en ese momento era vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, porque querían que recuperase su acta de diputado».

Antonio Maestre cuenta en este interesante hilo quienes fueron los donantes de VOX para esas elecciones:

Haz click en este tuit para ver el hilo completo

Como contábamos en un anterior artículo de hace un mes: Un informe de 2004 por la Oficina Federal de Investigación (FBI) afirmaba que la organización Moyahedin-e Jalq (MKO) está comprometida “a través de una compleja operación internacional de lavado de dinero que utiliza cuentas en Turquía, Alemania, Francia, Bélgica, Noruega, Suecia, Jordania y los Emiratos Árabes Unidos”.

Según el artículo 128 de la LOREG, Ley Orgánica del Régimen Electoral.

«Queda igualmente prohibida la aportación a estas cuentas de fondos procedentes de entidades o personas EXTRANJERAS».

¿Por qué el Tribunal de Cuentas no vio nada raro en esas aportaciones de medio millón de euros?

¿Un ex grupo terrorista con relaciones con la CIA, Israel, la extrema derecha estadounidense y con prácticas totalitarias y con donaciones fraudulentas detrás de la financiación de un partido político de extrema derecha español?

¿Por qué el CNI no empieza investigar sobre todo esto?

¿Es por todo esto por lo que Vox apoya al estado sionista de Israel?