Jon Ander Cob y Julen Goikoetxea, a los que se les impusieron 7 años y medio de prisión, siguen en segundo grado.