Cuatro años atrás, en 2016, cuando saltó el caso, TVE ya estuvo cerca de cancelar la serie para evitar manchar el nombre de la cadena pública.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El ficticio matrimonio Alcántara se enfrenta a 59 años de prisión reales. El Ministerio Público reclama 32 años de cárcel a Ana Duato y 27 años a Imanol Arias por 7 y 6 delitos fiscales, respectivamente. También el director de «Cuéntame» y marido de Duato, Miguel Ángel Bernardeau, podría pasar por prisión. En su caso, se enfrenta a una petición de 18 años de cárcel.

En el hipotético caso de que los dos protagonistas tuviesen que cumplir condena, ya que el proceso avanza, Cuéntame cómo pasó se quedaría sin sus pilares fundamentales, Merche y Antonio Alcántara, además del faro que lleva su dirección.

La amenaza se cierne también sobre la productora de la serie, Ganga Producciones, que se vería afectada plenamente por la justicia debido a que su presidente también es Miguel Ángel Bernardeau.

A raíz del revuelo que ha tenido este tema, en las últimas horas sus dos protagonistas han roto su habitual silencio sobre el caso Nummaria, que así se conoce en caso en honor al bufete de abogados a través del que se cometió el supuesto fraude a Hacienda, para dar a conocer cómo están viviendo estos momentos.

Ana Duato ha asegurado a su llegada al aeropuerto madrileño Alfonso Suárez estar “tranquila” a pesar de su situación porque se debe “confiar en la justicia” y “en la presunción de inocencia” en “un proceso largo” como el que tendrá lugar con este juicio.

Imanol Arias, por su parte, segura que lo lleva “con mucha calma y hay que esperar. Esto es muy largo. Hay que respetar la presunción de inocencia, no estar acusando todo el tiempo, que llevamos cuatro años así. Yo lo que pido es calma. Confiamos en la justicia y en que todo saldrá bien, y saldremos adelante”.

Cuatro años atrás, en 2016, cuando todo saltó, TVE ya estuvo cerca de cancelar la serie para evitar manchar el nombre de la cadena pública. Sin embargo, se arriesgó por los buenos datos de audiencia que estos aportaban a la primera en la franja nocturna.

Publicidad