Luis Iglesias recibió 11 días antes de empezar a pagar el alquiler de 3.500 euros al mes de la vivienda de lujo a Zaplana 2,2 millones de euros desde Suiza.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Luis Iglesias, yerno del exministro de Trabajo Eduardo Zaplana, ha declarado ante la jueza del caso Erial que el ingreso de 2,2 millones de euros que recibió desde Suiza y con el que pagó el alquiler de la vivienda de lujo donde residía el expolítico son de una operación inmobiliaria con Amancio Ortega.

El cuñado de Zaplana recibió 11 días antes de empezar a pagar el alquiler de 3.500 euros al mes de la vivienda de lujo del ex ministro 2,2 millones de euros desde Suiza. En esa cuenta estaba como cotitular María Zaplana.

Iglesias explicó ante la Justicia que que participó a través de un fondo internacional en la venta de un edificio en Gran Vía 32 de Madrid por más de 400 millones de euros. De los resultados de esta venta consiguió bonos esos 2,2 millones de euros que son los que repatrió a España.

Fuentes conocedoras de la declaración y de la documentación aportada por la defensa a la causa señalaron a ElDiario.es que el argumento de Iglesias no está fuera de lugar, pero que habrá que seguir investigando. La esposa e hija del expresidente de la Generalitat, María Zaplana, ha defendido que el ingreso millonario desde la Confederación Helvética fue fruto de «negocios privados», algo que ya sustentó en su interrogatorio ante la Guardia Civil.

Mitsouko Enríquez, secretaria personal de Zaplana desde hace 30 años, también ha declarado explicando que los 50.000 euros que se encontraron en el despacho de Zaplana en Telefónica «eran para gastos imprevistos». Enríquez ha declarado que todo lo que hizo que se le imputa en la causa fue por orden del ex ministro.

Publicidad