Adquiere por 28 millones Mega 2 Seguridad.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El grupo de grandes almacenes El Corte Inglés ha llegado a un acuerdo con los accionistas de Mega2, compañía que prestaba los servicios de seguridad a sus centros comerciales, para la compra del 100% de sus acciones por 28 millones de euros.

Mega2 era propiedad del excomisario Joaquín Domingo Martorell y María Concepción Hidalgo, madre de Juan Carlos Fernández Cernuda, ex jefe de seguridad del grupo y persona de confianza de su familia propietaria.

Esta compañía que cuenta con dos sociedades: Mega2 Seguridad, dedicada a vigilancia y control de accesos, y Mega2 Servicios Integrales, para prestación de servicios auxiliares como azafatas, conductores, conserjes o vigilantes, obtuvo el año pasado un beneficio bruto de explotación de casi 8 millones y una facturación próxima a los 71,6 millones.

El grupo el Corte Inglés, con esta adquisición, busca adentrarse en el sector de la seguridad, un negocio liderado por empresas como Eulen, Securitas Direct y Prosegur y también reducir costes, ya que el 80% de facturación de la sociedad Mega2 se debía al contrato con los grandes almacenes.

La empresa adquirida presta también servicios a grandes empresas públicas como Renfe, Aena y el Metro de Madrid, y a clubes de fútbol como el Atlético de Madrid. Tiene delegaciones en prácticamente toda España y cuenta con una plantilla de unas 2.600 personas que pasarán a formar parte del grupo El Corte Inglés.

Según ha adelantado este martes El Confidencial, El Corte Inglés ha decidido poner al frente de este negocio a Juan del Moral, director de la asesoría jurídica del ‘holding’, de la que ahora se ha hecho cargo José Ramón de Hoces, un alto ejecutivo del bufete de abogados Pérez-Llorca, 

Dimas Gimeno, expresidente de El Corte Inglés, presentó en 2018 una querella criminal por corrupción contra Juan Carlos Fernández–Cernuda, su socio, el también expolicía Joaquín Domingo Martorell y a la madre del primero, que aparece como dueña de las empresas de seguridad.

La querella estaba fundamentada en unos anónimos recibidos durante su etapa de presidente de los grandes almacenes en los que se denunciaban supuestas irregularidades en los contratos firmados entre los grandes almacenes y Mega2 Seguridad.

En junio de 2019, la Audiencia Provincial de Madrid decretó el sobreseimiento del caso, por entender que la denuncia se basaba en meras sospechas recogidas en un escrito anónimo en el contexto de una «colisión de intereses» en el consejo de administración de El Corte Inglés, donde Gimeno perdió apoyo y resultó desplazado de sus funciones en octubre de 2017 y removido de la condición de Presidente en junio de 2018.

Asimismo consideró que los presuntos sobrecostes e irregularidades denunciados no eran más que «meras sospechas, hipótesis o conjeturas» porque no pudieron demostrarse, según los magistrados.

Publicidad