Condenado por narcotráfico y blanqueo de dinero, Dorado cumplirá el resto de la condena en régimen de semilibertad.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Marcial Dorado, el empresario gallego condenado por narcotráfico y blanqueo de dinero que se fotografió en los 90 con el entonces secretario general del SERGAS y actualmente presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha obtenido el tercer grado y cumplirá el resto de condena en régimen de semilibertad.

El Ministerio de Interior, a través de Instituciones Penintenciarias, ya había concedido a Dorado, que se encontraba hasta ahora en segundo grado o régimen ordinario, seis permisos de salida ordinaria de la cárcel de Teixeiro en A Coruña que se disfrutaron sin incidentes.

Dorado entró en prisión en 2003 por narcotráfico y en 2009, cuando estaba en tercer grado, fue arrestado de nuevo y condenado a diez años de prisión por su vinculación a una organización de narcotraficantes con la que medió en la venta de un barco. A esta pena se suma otra por un delito de blanqueo de capitales impuesta por la Audiencia Nacional en 2015.

En octubre cumplirá las tres cuartas partes de su condena y le restan cinco años de pena para conseguir la libertad condicional, los cuales pasará en semilibertad en virtud del tercer grado que disfrutará en régimen abierto, según han confirmado fuentes penitenciarias a Europa Press.

Feijóo y Dorado

Con las elecciones gallegas a la vuelta de la esquina, Feijóo vuelve a toparse con su pasado en forma de fotografías con el polémico empresario. Dorado había salido vinculado al contrabando o al narcotráfico en 66 noticias de La Voz de Galicia, en 18 de El País, 20 del Abc y 19 de La Vanguardia antes de las famosas fotografías.

Dorado ya era muy conocido por sus actividades como uno de los jefes del contrabando de tabaco en Galicia, y Feijóo ocupaba destacados puestos en la Administración sanitaria, primero en la autonómica y luego en la estatal. La relación incluyó invitaciones a Feijóo a la casa y al barco de Dorado, además de viajes que realizaron juntos.

Entre 1995 y 1998 la amistad se fue estrechando. Feijóo acudió durante los veranos a otra casa que Dorado tenía en Baiona, cerca de Vigo. En estas escapadas no faltaba el paseo a bordo del yate que el empresario tabaquero tenía atracado en el Club Náutico de esta localidad turística.

Feijóo también fue con Dorado a Portugal, donde este tenía negocios, y a Andorra. El Principado era entonces uno de los destinos frecuentes de los contrabandistas para evadir dinero. Personas próximas a Dorado, algunos exsocios en la importación ilegal de tabaco, recuerdan a Feijóo como una persona discreta pero muy integrado en las fiestas que organizaba su anfitrión.

El pasado mayo se emitía una entrevista realizada a Dorado en el programa televisivo Lo de Évole, en la que recordó su amistad con Feijóo. Feijóo marcó distancias y negó tener una relación de amistad con él, a pesar de las fotografías, algo por lo que Dorado se mostró dolido en la entrevista.

«Entre el señor Dorado y yo no hay ni una amistad estrecha ni ancha, ni tampoco una relación directa», señalaba Feijóo y aseguraba que simplemente se conocían a través de un compañero de la Xunta de Galicia. 

Según explicó Dorado a Évole, dichas fotos fueron encontradas en su casa en un registro de la Agencia Tributaria y filtradas a la prensa para dañar al político, sin embargo, a quien dañaron fue a él retirándole el permiso que estaban a punto de concederle.

Publicidad