Pedro Sánchez ha realizado la primera crítica pública de un presidente del Gobierno español a Juan Carlos I desde su acceso a la Jefatura del Estado en noviembre de 1975 hasta la fecha.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Las últimas informaciones destapadas por la prensa (extranjera, sobre todo) sobre los escándalos que sobrevuelan la figura de Juan Carlos I, con dinero oculto en paraísos fiscales, comisiones ilegales y donaciones a supuestas amantes, han vuelto a situar el foco mediático en el concepto de inviolabilidad judicial.

Sobre ello, Pedro Sánchez ha expresado esta semana que dichas publicaciones son «inquietantes y perturbadoras» y ha celebrado que la Casa Real esté «marcando distancias». También ha sugerido que el Gobierno plantea revisar el artículo de la inviolabilidad recogido en la Constitución durante una entrevista conjunta con «Eldiario.es» e «Infolibre». El presidente del Gobierno ha defendido que la inviolabilidad del Rey «es uno de los preceptos sobre el que todos deberíamos reflexionar y ver qué solución le damos».

Ha añadido también que: «La Constitución española tiene que evolucionar conforme a las exigencias de ejemplaridad y conducta política de las sociedades». Un mensaje que el Gobierno ya ha defendido en otras ocasiones y que los partidos que lo conforman, PSOE y Unidas Podemos, también propusieron desde la oposición.

Sánchez aboga por una reforma en la Constitución para limitar el aforamiento de los cargos públicos a lo que dure su actividad parlamentaria o ejercicio correspondiente. Una modificación que también quiere introducir respecto a la figura del monarca. «Si eso lo defiendo para cualquier cargo público, lógicamente también para el jefe del Estado», subraya.

Estas declaraciones son la primera crítica pública de un presidente del Gobierno español a Juan Carlos I desde su acceso a la Jefatura del Estado en noviembre de 1975 hasta la fecha. No lo hizo ninguno de los presidentes de su etapa como jefe del Estado: Carlos Arias Navarro, Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy; evitaron en todo momento criticar la polémica figura del monarca.

Publicidad