«Solo le llamaron la atención a él de todo el vagón. Hay cámaras y se podrá ver la escena completa», denuncian.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El pasado 19 de mayo se publicó en el BOE la orden ministerial que regula el uso de las mascarillas, cuya entrada en vigor fue el 21 de mayo. Esta nueva orden establece que, salvo que seamos menores de 6 años o tengamos alguna enfermedad incompatible con el uso de mascarillas, estamos obligados a usarlas siempre que estemos en espacios públicos si no se puede garantizar la distancia social de 2 metros entre personas.

Si no usamos la mascarilla en estos casos, la multa puede ser de nada menos que 601 euros, ya que se considera una infracción grave en base al artículo 36.6 de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana. Sin embargo, en lugar de estas multas, lo que nos llegan cada vez son más vídeos de detenciones y agresiones de cuerpos de seguridad con la excusa de esta «nueva normalidad».

La última de estas detenciones la hemos podido ver en el Metro de Valencia, donde un joven negro es retenido, según denuncia el periodista Miguel Ramos, por llevar la mascarilla medio puesta y tras varios insultos.

«Solo le llamaron la atención a él de todo el vagón. Hay cámaras y se podrá ver la escena completa», denuncia Ramos.

Publicidad