La formación de partidos progresistas ha reducido la deuda de los 5.936 millones de euros, heredada en 2015, a los 2.703 millones de euros en 2018
El Ayuntamiento logra liberarse del control del Plan Económico Financiero al que estaba sujeto desde 2011 y consigue un superávit de 1.000 millones de euros

La deuda de Madrid ya está a la mitad de como se la encontró Ahora Madrid cuando llegó al Ayuntamiento de la capital. El endeudamiento del Consistorio, que heredó el nuevo Gobierno municipal del anterior encabezado por Ana Botella (PP), se situaba en 5.936 millones en 2015. Cuatro años después se ha reducido hasta los 2.703 millones, lo que supone un 54% menos.

El Gobierno municipal logra el objetivo que se había impuesto cuando llegó a Cibeles en 2015: recortar la deuda a la mitad.

El superávit para este año se sitúa además por encima de los 1.000 millones de euros, según ha informado el concejal de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, al igual que ocurrió en el ejercicio pasado. «Esta cifra colocará a Madrid como la entidad local con el mayor superávit de toda España, y contribuirá a reducir el déficit consolidado del Estado en 0,1 % del PIB», defienden desde la corporación local.

Castaño también ha anunciado que el Ayuntamiento ha cumplido en 2018 con la regla de gasto y así se lo ha comunicado a la intervención general. El Ayuntamiento logra liberarse así del control del Plan Económico Financiero al que estaba sujeto desde 2011 y «deja de estar intervenido», ha defendido. El edil ha informado de estos datos en una rueda de prensa conjunta con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Carmena ha añadido que cerrar 2018 cumpliendo la regla de gasto, reduciendo la deuda a la mitad y «con más de mil millones de superávit» facilitará la gestión del presupuesto del actual ejercicio. El gasto no financiero por habitante se ha incrementado hasta los 200 euros (84,4 en 2014, último ejercicio gestionado al 100% por el PP).

Publicidad

Deja un comentario