El humorista sale absuelto de un delito de odio y ultraje a la bandera «conforme al principio de intervención mínima del Derecho Penal y la amplia libertad de expresión que viene tutelando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo».

El magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid ha acordado el archivo provisional de la causa contra el periodista y cómico Dani Mateo por sonarse la nariz con la bandera de España en una escena del programa El Intermedio de La Sexta.

Después de que la Fiscalía pidiera el archivo, el juez lo acuerda al estimar que no hay pruebas suficientes para imputarle un delito de odio y tampoco de ultraje a la bandera, «conforme al principio de intervención mínima del Derecho Penal y la amplia libertad de expresión que viene tutelando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo», aunque se trate de una actuación «muy desafortunada y provocadora».

Publicidad

Deja un comentario