Esta es la expresión que se ha utilizado mucho desde esta mañana, después de que la policía paramilitar española detuviera a varios altos cargos del Gobierno catalán. Véase, por ejemplo:

https://www.lasemaineduroussillon.com/2017/09/20/coup-detat-catalogne-guardia-civil-prend-dassaut-gouvernement-catalan/

http://www.ledevoir.com/international/actualites-internationales/508226/le-retour-de-l-autoritarisme-en-espagne?utm_term=Autofeed&utm_campaign=Autopost&utm_medium=Social&utm_source=Twitter#link_time=1505737056

O de nuevo: https://www.ft.com/content/bfd8229f-9a4e-3ffa-9256-21afe4358451

Aquí está el análisis de la situación de Vicent Partal, Vilaweb: https://www.vilaweb.cat/noticies/serenitat-contra-el-cop-destat-fermesa-per-la-llibertat/

El gobierno español ha dado un golpe de Estado contra la Generalitat de Catalunya. De manera ilegal y en violación de sus propias normas, la Guardia Civil ha regresado a varios departamentos (economía, exteriores, trabajo y gobernación) y ha detenido a una docena de altos funcionarios.

La gravedad de estos hechos es inmensa. Y necesitamos entender la razón de esto. El Gobierno español sabe -porque tiene los mismos datos que todos los demás- que el éxito del referéndum del 1 de octubre sería evidente. Tanto en términos de participación como de obtención del «sí». Y esto, sin duda, legitimaría la decisión de proclamar la República catalana.

Ante su desesperación, y tras ver que las provocaciones de los últimos días no surtían efecto (es decir, la falta de material electoral, las amenazas a los alcaldes), el gobierno español decidió entrar en una fase de agresión sin precedentes y violar todos los límites democráticos básicos. Lo que estamos viviendo es un golpe de Estado.

En tal situación, es importante reaccionar. Pero es aún más importante saber cómo reaccionar. Quieren impedir que se celebre el referéndum, quieren impedir que se verifique la voluntad de independencia y que se rinda cuentas en las urnas ante la comunidad internacional. Y esto debe tenerse en cuenta a la hora de tomar decisiones.

Contra la agresión del Estado, hay serenidad, pero también firmeza en la defensa de las instituciones. Y sobre todo, lo que se necesita es unidad. No sólo los luchadores por la independencia, sino todos aquellos que creen en la democracia y en la defensa del autogobierno. La Generalitat de Catalunya y el Parlamento tomarán decisiones en las próximas horas. Permanezcamos unidos a las instituciones votadas y elegidas.

Publicidad

Deja un comentario